La caída de ingresos golpea a las provincias

Apenas dos provincias de las 15 que dieron a conocer los resultados fiscales de abril arrojaron un resultado superior a la evolución de la inflación, destaca un informe de la consultora Economía & Regiones.

Según el informe, el crecimiento promedio con respecto al mismo mes del 2018 fue de 37,9%, muy por debajo del crecimiento de la recaudación nacional que trepó al 51,3 % y de la inflación interanual que fue de 55,8% de acuerdo a los datos del Indec.

Sólo Entre Ríos y San Juan presentaron tasas de crecimiento real en su recaudación.

Los resultados fiscales de Ingresos Brutos promedió 38,3% interanual, afectada por el nivel de actividad y las modificaciones introducidas en este impuesto en el marco del Consenso Fiscal de noviembre de 2017.

Según los datos relevados por la consultora, en Córdoba la recaudación alcanzó los $6.569 millones, con una suba de 34% interanual.

En la provincia de Buenos Aires, Ingresos Brutos creció 30% interanual, mientras que el resto de los impuestos registraron una variación respecto a abril 2018 del 42% y tuvieron un importante rol aportando el 40% del crecimiento.

En el caso de Jujuy, siempre según el informe de Economía & Regiones, el monto recaudado fue de $477,6 millones, con un crecimiento del 27,4%, alineado a la evolución de Ingresos Brutos que subieron 27,1%, pero que continúa desacelerándose.

En La Rioja, la recaudación de abril alcanzó $234,5 millones, impulsada por Ingresos Brutos que subió 26.1% respecto al mismo período 2018 y que aportó casi el 80% del crecimiento.

A esta performance se agrega el desempeño del Inmobiliario, que creció 37% y Automotores +31% interanual.

En Mendoza, la recaudación alcanzó los $3.022 millones, un 32% más interanual, impulsada por la performance de Ingresos Brutos que creció al 41% interanual, compensando la caída del impuesto a los sellos (que bajó 9% interanual.

En Salta, la recaudación aumentó 35,4% totalizando $1.347 millones, impulsada por Ingresos Brutos que creció al 35,4% interanual, impuesto que explica el 86% de la recaudación provincial.

Por el lado de San Luis, según el informe de Economía & Regiones, la recaudación totalizó $715,8 millones, 24% más que en abril de 2018. Pero la recaudación de Ingresos Brutos continúa su desaceleración desde marzo, pese a subir 27,7% interanual.

En Tucumán, continúa desacelerándose , impactada por la recaudación de Ingresos Brutos que subió 33,5% frente al 42,9% promedio de los primeros tres meses del año, impuesto que representa el 95% de la recaudación total provincial.

De esta forma, la caída en la recaudación propia debido a la recesión, pero también los ingresos coparticipables del Tesoro nacional está obligando a las provincias a revisar sus planes de obras.

Se estima que la caída en la recaudación del primer cuatrimestre fue de 7,1% en términos reales ya que hay una baja de los recursos que el Interior recibe a través de la coparticipación federal de impuestos.

Esta situación obliga a los gobernadores a buscar en qué partidas de gasto ahorrar, y no hay mucho para recortar rápido: bajar obras públicas y tratar de cerrar paritarias de los empleados provinciales por debajo de la inflación.

Según un informe del Ieral de la Fundación Mediterránea, en el acumulado de enero-abril de este año sólo la provincia de Neuquén logró recaudar por encima de la inflación (10% más) respecto del mismo período de 2018 porque incrementó su presión tributaria legal y por efecto de la mayor actividad económica en la provincia derivada de Vaca Muerta.

El resto de los distritos tienen registros interanuales negativos en términos reales; la peor performance es la de Tierra del Fuego (30% de baja de recursos tributarios totales en el primer cuatrimestre), seguida por Córdoba (19% menos) y San Luis (17% abajo interanual).

Osvaldo Giordano, ministro de Finanzas de Córdoba, plantea que la caída de abril fue menor que la de marzo y la expectativa es que “se modere” la baja. “Es efecto puro de la recesión -describe-.

El otro frente que complica a las provincias, en especial a las más grandes, es el impacto de los intereses de la deuda en dólares que tenían tomada. A ese contexto hay que sumarle que no pueden salir a financiarse para hacer obras porque los mercados están “imposibles” para la Argentina, al menos hasta que se despeje la incertidumbre política.

Hace unas semanas, el gobernador sanjuanino, Sergio Uñac, lanzó diez medidas para “amortiguar” la crisis; las focalizó en las pymes y microempresas.