Politica

Hebe de Bonafini: “Para que Ramos Padilla siga con la causa, tomemos la Corte Suprema, la Casa de Gobierno, las catedrales”

La presidenta de la asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, instó hoy a tomar “la Corte Suprema, la Casa de gobierno, las catedrales, y lo que sea”, para respaldar al juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla, que investiga una supuesta red de espionaje ilegal y extorsión con supuesta complicidad de funcionarios judiciales y los servicios de inteligencia oficiales.

“Para que el juez Ramos Padilla siga con la causa, tomemos lugares, lo que sea, la Corte Supremas, la carnicería, la puerta, la Casa de Gobierno, las catedrales, todo, lo que a cada uno se le ocurra”, lanzó Bonafini en su habitual discurso en la ronda de los jueves en la Plaza de Mayo, el cual fue más corto pero igual de encendido que los anteriores.

Y en ese sentido, Hebe agregó: “Y no nos vayamos hasta que no se comprometan a decir que el juez Ramos Padilla sigue con la causa. Está en nuestras manos compañeros, tomemos los lugares, lo que sean necesarios”.

Por otra parte, la presidenta de las Madres de Plaza de Mayo se refirió al apagón que sufrieron durante esta semana varias localidades de La Plata y en ese aspecto calificó como “basura” al intendente de la capital bonaerense, Julio Garro.

Cuando hablaba del corte de suministro eléctrico en La Plata, Bonafini recordó la trágica inundación que la capital bonaerense sufrió en 2013 y denunció que el Vaticano “envió una gran suma” para los damnificados que nunca habría llegado a destino.

“Cuando se produjo la otra inundación y desgraciadamente estábamos nosotros, y estaba (Daniel) Scioli, le prometieron a la gente, que perdió todo, 50 mil pesos, que se podían pagar a no sé cuantos años. Cuando la gente fue a hacer el trámite, le dijeron que eran 30. En ese momento llegó una gran suma del Vaticano.  Después le dijeron a la gente 10 mil y muy poca gente pudo cobrar, no les dieron nada”, remarcó.

Y enseguida añadió: “Y la plata del Vaticano nunca apareció, lo único que aparecieron fueron muertos, que se discutía si eran 150 o 90”.

Por último y siguiendo con la tragedia que azotó a La Plata entre el 2 y 3 de abril de 2013, Hebe arremetió: “Fueron muchos más los muertos, que también los ocultaron para no pagar las causas de que no se hicieron las cosas que había que hacer y por eso el agua nos inundó”.