Economía

El acuerdo UE-Mercosur, “inaceptable” para los agricultores franceses

El acuerdo comercial entre la UE y los cuatro países de Mercosur (Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay) anunciado el viernes por la noche es “inaceptable” para los agricultores franceses, mientras que los ganaderos temen la llegada de carne procedente de la ganadería intensiva.

“Unas semanas después de las elecciones europeas, es inaceptable la firma de un acuerdo Mercosur-UE que expondrá a los agricultores europeos a una competencia desleal y a los consumidores a un engaño total”, tuiteó la jefa del primer sindicato agrícola francés, FNSEA, Christiane Lambert.

En Francia, crece el temor a que las cerca de 99.000 toneladas de carne bovina que los cuatro países latinoamericanos deberían poder exportar a la Unión Europea sin aranceles debiliten un poco más a los 85.000 ganaderos de vacas nodrizas, ya muy afectados por la guerra de precios en la distribución en Francia.

El comisario europeo de Agricultura, Phil Hogan, prometió el viernes por la noche una “ayuda financiera” de hasta 1.000 millones de euros “en caso de perturbación del mercado”.

Pero los ganaderos franceses, muy dependientes de las subvenciones europeas y organizados en explotaciones familiares extensivas que producen pocos ingresos (10.000 a 12.000 euros de media en 2018, según la Federación Nacional Bovina), consideran que no lograrán competir con las “fábricas de carne” latinoamericanas.

Y más aún teniendo en cuenta las diferencias en las prácticas de ambos continentes, que no les favorece: mientras que en la UE cada vez hay más normas medioambientales, en América se usan antibióticos como hormonas del crecimiento y soja modificada genéticamente. “¿Para qué piden en Francia y en Europa que se mejore la gama en términos de calidad y de respeto al medio ambiente si van a importar productos contrarios a este esfuerzo?”, se preguntó el sindicato francés Jóvenes Agricultores (JA).

Además, la Federación Nacional Bovina (FNB), que representa a los ganaderos, advirtió que le ritmo de desaparición de las explotaciones de ganado vacuno se duplicó desde 2017 en Francia, con 1.500 desaparecidas en los últimos años.