Politica

Fernández aumenta su base de apoyo: se reúne este martes con Caserio en el Senado y el miércoles almuerza con gobernadores

El candidato presidencial del Frente de Todos Alberto Fernández se reunirá este martes en la Cámara alta con el flamante jefe de bloque de senadores del PJ, el cordobés Carlos Caserio, en tanto, el miércoles participará de un almuerzo con gobernadores

El almuerzo con distintos mandatarios, previsto para el miércoles en las oficinas de Fernández en San Telmo, tiene como principal promotor al mandatario tucumano, Juan Manzur, uno de los primeros en salir a proclamar la fórmula Fernández-Fernández.

Por estas horas, Manzur y Fernández estaban trabajando para sumar al almuerzo a Sergio Uñac (San Juan), Sergio Casas (La Rioja), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Gildo Insfrán (Formosa), el massista Mariano Arcioni (Chubut) y a los gobernadores electos Omar Perotti (Santa Fe), Gustavo Melella (Tierra del Fuego) y Sergio Zilotto (La Pampa).

El almuerzo de Fernández con los gobernadores termina por desbaratar la estrategia que ensayó la Casa Rosada para que algunos de los mandatarios provinciales compitiesen con boleta corta, evitando que traccionen votos hacia la candidatura presidencial del Frente de Todos.

Bajo el mando de Miguel Pichetto, quien pasó a las filas del oficialismo al aceptar el ofrecimiento para acompañar a Mauricio Macri en la fórmula presidencial, la bancada Justicialista -que responde a la liga de gobernadores del PJ- había tenido un rol de colaboración permanente con el Gobierno nacional, facilitando las mayorías que el oficialismo necesitaba para sancionar leyes aduciendo el logro de la “gobernabilidad”.

Pero la cercanía a las elecciones provocó reacomodamientos en el universo peronista, y a la par de los gobernadores del PJ que casi en su totalidad salieron a respaldar la fórmula Fernández- Fernández, los senadores que responden a esos liderazgos provinciales también se inclinaron por el Frente de Todos.

En este marco cobra importancia la reunión en la que Fernández bendecirá a Caserio como nuevo jefe de la bancada justicialista del Senado, y como principal articulador del apoyo peronista al Frente de Todos en Córdoba, donde el gobernador Juan Schiaretti optó por competir con boleta corta.

El mandatario cordobés, que había participado activamente de la construcción de Alternativa Federal, el peronismo del medio que se desmoronó por sus tensiones internas y por el avance de la polarización, definió desentenderse de la elección nacional para evitar riesgos que pongan en riesgo su hegemonía en la provincia.

En cambio, Caserio -que respondía políticamente al ex gobernador José Manuel de la Sota hasta su muerte en un accidente de ruta meses atrás- buscará concitar el mayor apoyo posible de los sectores peronistas de su provincia a favor de Alberto Fernández.

“Voy a apoyar esa fórmula. Todos tenemos en claro que en Argentina quien gobierna es el presidente. Alberto se va a hacer cargo de la presidencia y Cristina va a tener sus funciones como vice. Ella ha tenido una gran actitud generosa e hizo posible una apertura para que muchos peronistas de las provincias se sumen a la fórmula. Fue una actitud generosa e inteligente”, remarcó Caserio en declaraciones a Cadena 3.

En una votación dividida, los senadores justicialistas eligieron el martes pasado a Caserio como nuevo jefe de bancada, con la entrerriana Sigrid Kunath, el formoseño José Mayans y el entrerriano Pedro Guastavino, como vicepresidentes.

El bloque del PJ se mantendrá, como hasta ahora, separado de la bancada del Frente para la Victoria, aunque tendrá un perfil más opositor que el que mostró en los últimos tres años bajo la conducción de Pichetto.