Politica

Fernández tendrá este miércoles su foto con una docena de gobernadores

El candidato presidencial del Frente de Todos Alberto Fernández se reunirá este miércoles en la Cámara alta con el bloque de senadores del PJ que comanda el cordobés Carlos Caserio, y luego almorzará con una docena gobernadores, en una foto que promete ser de alto impacto político.

El almuerzo con distintos mandatarios, previsto para este miércoles en las oficinas de Fernández en San Telmo, tiene como principal promotor al mandatario tucumano, Juan Manzur, uno de los primeros en salir a proclamar la fórmula Fernández- Fernández.

Se sumarían al convite Sergio Uñac (San Juan), Sergio Casas (La Rioja), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Gildo Insfrán (Formosa), Gildo Insfrán (Formosa), Alberto Rodríguez Saá (San Luis), Carlos Verna (La Pampa), Lucía Corpacci (Catamarca), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Hugo Passalacqua (Misiones), en tanto que hay conversaciones para que participe Mariano Arcioni (Chubut), muy cercano a Sergio Massa.

El almuerzo de Fernández con los gobernadores termina por desbaratar la estrategia que ensayó la Casa Rosada para que algunos de los mandatarios provinciales compitiesen con boleta corta, evitando que traccionen votos hacia la candidatura presidencial del Frente de Todos.

Fernández encarará el miércoles una agenda muy intensa que comenzará con una reunión en el Congreso con el sector mayoritario de la bancada del PJ del Senado que impulsa su candidatura.

Cerca de las 11:00 Fernández se trasladará hasta el colegio secundario de la UBA Carlos Pellegrini, para dar una charla y debatir con los alumnos, en el marco de una invitación que le hizo llegar un conjunto de agrupaciones kirchneristas que militan en esa institución educativa.

El viernes que viene, el candidato presidencial tiene un viaje programado a Mendoza, donde será recibido por la candidata a gobernadora del peronismo, la senadora camporista Anabel Fernández Sagasti, en tanto que la semana que viene tiene prevista una actividad de campaña en Mar del Plata, a confirmar.

La reunión con el bloque del PJ en el Senado, y en particular con el flamante jefe de la bancada, el cordobés Carlos Caserio, quien asumió en reemplazo de Miguel Pichetto, cobra especial importancia ya que el gobernador de su provincia, Juan Schiaretti, es el único de los mandatarios peronistas, junto al salteño Juan Manuel Urtubey, que no se pronunció a favor de la fórmula presidencial del Frente de Todos.

Schiaretti, que había participado activamente de la construcción de Alternativa Federal, el peronismo del medio que se desmoronó por sus tensiones internas y por el avance de la polarización, definió competir en su provincia con boleta corta y así desentenderse de la elección nacional para evitar riesgos que pongan en riesgo su hegemonía.

En cambio, Caserio -que respondía políticamente al ex gobernador José Manuel de la Sota hasta su muerte en un accidente de ruta meses atrás- buscará concitar el mayor apoyo posible de los sectores peronistas de su provincia a favor de Alberto Fernández.

La proximidad de las elecciones provocó reacomodamientos en el universo peronista, y a la par de los gobernadores del PJ que tras el fallido armado de Alternativa Federal se abrazaron a la fórmula presidencial Fernández-Fernández, los senadores que responden a esos liderazgos provinciales también se inclinaron por el Frente de Todos.

En declaraciones a radio Futurock, Caserio señaló que no descarta que Schiaretti “apoye la fórmula presidencial del peronismo”, aunque reconoció que “hubo un distanciamiento profundo” que torna complicada esa posibilidad.

“Schiaretti tomó la decisión de no apoyar a ningún candidato para las elecciones. Al menos por ahora así va a ser”, resaltó.

No obstante, señaló que “si Alberto Fernández le pide una reunión a Schiaretti, lo puede recibir” porque “él recibe a todos”.

Al margen de la postura de Schiaretti, Caserio afirmó que “la mayoría del peronismo va a apoyar a Fernández-Fernández en Córdoba”.