Tras abrirse un nuevo escenario, Rodríguez Larreta analizó los resultados de la elección junto a su Gabinete

Tras quedar en el primer lugar en las PASO y ser el único ganador del oficialismo, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, encabezó hoy una reunión de Gabinete, en la que analizó junto a su equipo los resultados de las elecciones.

El encuentro tuvo como motivo formal el estudio de medidas “para continuar reduciendo la mortalidad infantil en la Ciudad”.

Sin embargo, la charla sobre las elecciones fue inevitable y Rodríguez Larreta y sus ministros hicieron un repaso de lo que dejaron las PASO nacionales.

Si bien se esperaba que el presidente Mauricio Macri tuviera un resultado desfavorable en las primarias, lo mismo que la gobernadora María Eugenia Vidal, nadie sospechó que la diferencia podría ser de 15 puntos.

En la Ciudad también se esperaba una diferencia mayor, aunque en se mantiene el clima de tranquilidad.

La posibilidad de que el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, le gane a Macri en primera vuelta abre un nuevo escenario par Rodríguez Larreta, ya que si el Ejecutivo de la Ciudad se define en un balotaje, ya no habrá una disputa nacional polarizada en la misma jornada, algo que hasta el momento no se había analizado en las oficinas de la Jefatura de Gobierno.

El encuentro se llevó a cabo en la Casa de Gobierno porteña ubicada en el barrio de Parque Patricios y fue su primera actividad oficial luego de obtener el 44% de los votos en las primarias, con 11 puntos de diferencia sobre el postulante del Frente de Todos, Matías Lammens, de cara a los comicios generales de octubre.

En un comunicado, el gobierno porteño informó que “en 2018 se registró la tasa más baja de la historia” de mortalidad infantil, la cual fue del “5,7 por mil”, mientras que en 2017 había sido “del 6,7 por mil”.

“Desde 2016, la Ciudad implementa la regionalización perinatal en los hospitales porteños, que garantiza la derivación adecuada según el nivel de complejidad de cada caso. Asimismo, la Estrategia Camino Verde de la Embarazada, que se aplica en todas las maternidades y centros de salud, mejora el acceso y la continuidad en los controles de las embarazadas”, indicó la gestión porteña.

La iniciativa incluye un componente de “búsqueda activa” de las mujeres que se ausentan de un control, para garantizar su realización y, a su vez, la Ciudad creó “la red de seguimiento de recién nacidos con alto riesgo, para garantizar su atención postneonatal”.