Tras el apoyo en Plaza de Mayo, Macri instó a los ministros a ir hacia una “épica” para revertir en octubre la derrota

El presidente Mauricio Macri encabeza la reunión del Gabinete Nacional en la Casa Rosada. FOTO NA PRESIDENCIA

Tras el respaldo que le brindaron miles de personas movilizadas en la Plaza de Mayo el sábado último, el presidente Mauricio Macri compartió hoy con su gabinete el “impacto” de optimismo y la “energía” que le provocó la multitud, por lo cual los exhortó a que lo acompañen en la “épica” de revertir en las elecciones del 27 de octubre la derrota sufrida en las PASO.

El Jefe de Estado, más allá de los temas de gestión hizo hincapié con sus ministros en la grata “sorpresa” que fue para él junto a su esposa Juliana Awada recibir el “valor” que miles de personas le brindaron a su gobierno, pero con la responsabilidad de haber podido escuchar el reclamo de los ciudadanos en las urnas.

Macri se pronunció así al encabezar este lunes la reunión de gabinete: “Se habló mucho de lo que fue la movilización del sábado”, coincidieron los ministros de Seguridad, Patricia Patricia Bullrich; de Educación, Alejandro Finocchiaro; y de Transporte, Guillermo Dietrich, al finalizar el encuentro.

“Mauricio transmitió el impacto que tuvo para él sentir el acompañamiento de cientos de miles de argentinos”, precisó Dietrich en declaraciones a la prensa, y reveló que para el presidente la movilización que se replicó en otras plazas del país, como en Córdoba y Santa Fe, fue “una muy linda sorpresa”.

El Presidente, sobre todo, remarcó que la gente expresó que sintió el “valor” que se le da al trabajo que desde el inicio de su administración se le da a “la transparencia, las instituciones”, remarcando la importancia de “los desafíos que tenemos” y que “se plasmó en las elecciones” del pasado 11 de agosto, contó el funcionario.

Dietrich aseguró a partir de la ponencia del mandatario “todos” en el gabinete seguirán “con energía para seguir trabajando, porque el Gobierno tiene que seguir gestionando y trabajar en la campaña para dar vuelta la elección”.

Por su parte, Bullrich, tras remarcar la importancia de la multitud que se volcó a la calle el sábado, dijo que eso permite “abrir una épica para revertir el resultado de las PASO”.

En ese mismo contexto, Finocchiaro dijo que a partir de ahora “comenzó el momento de la clase media”, tras hacer una autocrítica al admitir que el Gobierno no había visto “el esfuerzo que hizo” ese sector de la sociedad durante estos tres años y medio.

Para el titular de la cartera educativa, la movilización “ha sido estimulante” dado que la gente “defiende los valores” que pregonó el Presidente a lo largo de su mandato.

“No nos dimos cuenta que un sector de la clase media no nos podía seguir el ritmo”, dijo, y de inmediato destacó que ahora “comenzó el momento de la clase media”.

“Nos concentramos en nuestro norte para equilibrar el presupuesto, no tener déficit fiscal, para comenzar el crecimiento, y no nos dimos cuenta que la clase media no nos podía seguir el ritmo”, evaluó.

El Presidente, al ingresar a la sede gubernamental, se lo vio visiblemente contento antes de reunirse con su equipo de gobierno, luego del apoyo recibido el fin de semana en la Plaza de Mayo.

De buen humor, Macri tras ingresar por el Salón de los Bustos, se trasladó al Patio de Palmeras, donde saludó y se fotografió con alumnos del cuarto grado y tercer año de las escuela Manuela Pedraza de Palermo y otra de enseñanza media de la localidad bonaerense de Luis Guillón.