Las esquirlas peronistas no dejan nada en pie: también se rompe el bloque de intendentes

Al igual que el bloque de diputados Justicialista, que preside Hugo Páez (Felipe Varela), los intendentes departamentales del oficialismo decidieron transitar por caminos distintos rumbo a las elecciones provinciales del 27 de octubre.

Un grupo lo hará al lado de la fórmula casista Ricardo Quintela y Florencia López, mientras que otros con el diputado nacional Luis Beder Herrera, candidato a la gobernación por el peronismo no oficialista.

Al tiempo que Páez desde la Legislatura se sumó el proyecto bederista, el intendente de Chamical, Daniel Elías, hizo lo propio junto a otros pares de los Llanos y de otros puntos de la provincia.

Elías incluyó en esa movida al jefe comunal de la Capital, Alberto Paredes Urquiza, que se alejó del sector que lidera el senador radical Julio Martínez y desechó sumarse al casismo.

Este miércoles, Paredes Urquiza ratificó su candidatura a la gobernación, aunque el paredismo se reunió con el bederismo para avanzar en un acuerdo electoral.

La ruptura del bloque de los intendentes, con excepción del famatinense Alberto Godoy, se verá en un encuentro en Patquía, tras que en la Legislatura se produjo otro hecho cuando varios diputados no participaron de un convite organizado por la vicepresidenta primera de la Legislatura, Adriana Olima, para apoyar la candidatura de Quintela.

Los movimientos internos del peronismo, mayoritario en la provincia, provocaron que sus dirigentes se ubiquen en ámbitos con expectativas electorales, ya que muchos buscarán sus respectivas reelecciones.