Al gobierno no le cierran los números en la Capital: Sacaría varios candidatos a intendentes para que sumen

Un fuerte debate se produjo en el seno del gobierno provincial por el acuerdo entre el diputado nacional Luis Beder Herrera y el intendente de la Capital, Alberto Paredes Urquiza.

Beder Herrera creció en todos los sondeos de opinión y Paredes Urquiza es lo más relevante en el principal departamento de la provincia.

Por este motivo, el secretario de Relaciones Institucionales, Ariel Puy Soria, convenció al vicegobernador Néstor Bosetti para que se sume otra vez al proyecto casista que lleva como gobernador a Ricardo Quintela y vicegobernadora a Florencia López.

Bosetti es candidato a intendente desde el mismo día que se asoció a Beder Herrera y por ello, el casismo busca sacar la mayor cantidad de listas en la Capital para que le sumen a Quintela y López.

Pero esa decisión política no le salió barata, ya que la diputada provincial Teresita Madera puso el grito en el cielo porque el gobernador no cumplió con su palabra: la exclusividad en la candidatura cuando ya había bajado sus aspiraciones a la gobernación.

El cerebro de Puy Soria va más allá: busca que los ministros (Juan Santander) sean candidatos a intendentes y todo aquel que tenga esa idea, como Miguel Ángel Asís que había bajado sus banderas por la Intendencia.

Como sucede desde hace tiempo, el gobierno provincial ha tenido problemas electorales en la Capital y hoy mucho más con la alianza entre Beder Herrera y Paredes Urquiza, y además el voto duro macrista que se lo lleva el senador radical Julio Martínez.