Puy Soria, el cerebro casista, logró imponer a Quintela y el regreso de Minuzzi a la Legislatura

Ariel Puy Soria es la mente pensante del gobierno de Sergio Casas en materia de estrategias electorales. El secretario de Relaciones Institucionales es el principal (único) operador político del gobernador en el armado de las listas en todos los departamentos.

Puy Soria, solo contra el mundo casista, logró que el diputado provincial Ricardo Quintela sea candidato a gobernador por el espacio de Casas.

De esa forma, será la tercera vez que Quintela se presente por la gobernación, ya que antes lo había hecho en sociedad con el ministro de la Producción, Fernando Rejal.

El diputado era resistido por el “paladar negro” del casismo y por ello, se creó la agrupación política Talampaya para bajar las pretensiones quintelistas.

Sin embargo, la intendenta de Arauco, Florencia López, bajó su candidatura a la gobernación y quedó como segunda de Quintela para intentar mediante el voto popular continuar con el proyecto de Casas en la Casa de Gobierno.

Este martes lograron el aval del candidato presidencial Alberto Fernández.

Previamente, Puy Soria había logrado que luego de dos décadas se hablaran dos popes políticos de Arauco, el departamento de López. Se trata de los ex intendentes y ex diputados Nicolás Martínez y Gustavo Minuzzi.

Hoy Martínez y Minuzzi son socios políticos departamentales para arrebatarle el control a la candidata a la vicegobernación por el casismo.

Martínez será candidato a intendente secundado por Ruth Borda, mientras que Minuzzi será candidato a diputado provincial.

En ese marco, cuentan con amplias posibilidades de volver al poder en el norte provincial, a raíz que López no cuenta con figuras para hacerle frente a los nuevos socios que amigó el operador político de Casas.