Hasta el sábado todo puede pasar; las encuestas empiezan a mandar

Las encuestas comienzan a mandar en la estrategia de cada uno de los actores políticos en La Rioja. Ya se acabaron las operaciones y ahora juega la realidad. El sábado a las 23.59 cierra la inscripción de candidatos y se pone en juego el poder de la provincia para los próximos cuatro años.

Cada uno de los departamentos tiene sus fricciones entre los jefes territoriales, especialmente alineados en el peronismo en sus distintas vertientes.

El gobierno reconoció que su dolor de cabeza sigue siendo el departamento Capital, ya que el intendente Alberto Paredes Urquiza es una pieza clave, hoy asociada al ex gobernador Luis Beder Herrera.

El peronismo en su conjunto conoce que el voto duro de Mauricio Macri de las elecciones PASO se irá en su mayoría hacia el radical Julio Martínez.

Y los intendentes y diputados pueden hacer su juego, ya que su compromiso con el gobernador Sergio Casas termina ese mismo domingo. Casas se irá como diputado nacional.

Hay actos desesperados de sumar por sumar y Beder Herrera, un histórico dirigente del peronismo, puede salir solo con su boleta en cada uno de los departamentos para no perjudicar a nadie y especialmente no profundizar la interna del peronismo.

Si, Beder Herrera puede tener salir con un solo estamento y aquellos jefes comunales y legisladores provinciales, que así lo consideren, pueden apoyarlo en el cuarto oscuro sin que nadie se entere.

Un ejemplo claro es lo que pasa en Chilecito, donde Silvia Gaitán tiene una afinidad de afecto con Beder Herrera y un compromiso institucional con Casas. Allí el bederismo solo podría poner la boleta a gobernador para que Gaitán no se sienta presionada. Y así en cada uno de los departamentos.

La llegada de Néstor Bosetti otra vez al casismo derivó en la salida limpia de Teresita Madera de la estructura de la Casa de Gobierno, ya que hasta aquí el gobernador no cumplió con su palabra.

Ariel Puy Soria va mucho más allá y quiere que todos los funcionarios que tengan caja sean candidatos a intendentes. Así reconoce el grave problema del gobierno provincial en el departamento a donde está más del 60% de los votos.

Julio Martínez al despedir por radio a Paredes Urquiza se queda con la mochila de Macri y tratar de salvar la ropa del radicalismo, ese que es socio en las malas con el macrismo. Tendrá que valerse de lo que tiene y tratar de hacer el mejor papel, aunque él como Inés Brizuela y Doria tienen cuatro años más en el Congreso.

Lo mismo no pasa con Florencia López que puede perder todo, ya que su sucesión departamental no le garantiza un triunfo. Si no gana Quintela tendrá que abrir otra vez su estudio jurídico.

Son horas decisivas que se dan en los distintos sectores de poder en la provincia y por eso, no hay que descartar nada, ya que hasta el sábado a las 23.59 existe tiempo para que lo que se descartó hasta ayer pueda suceder mañana.