Pobreza e indigencia aumentaron significativamente en la capital de La Rioja, dijo ministro

El ministro de Desarrollo Social de La Rioja, Juan Carlos Santander, dijo hoy que la pobreza y la indigencia “aumentaron significativamente” en la capital provincial, “como en el resto del país”, y sostuvo que “la cantidad de asentamientos se triplicó desde 2015 a la fecha”.

“Estamos constantemente tratando de paliar la situación de crisis que estamos viviendo. La pobreza está en el 29,6% en el primer semestre de 2019 y en el mismo período de 2018 estaba en 23,5%, mientras que la indigencia pasó del 1,1% al 4,2%, aunque aún estamos bajo la media nacional”, explicó, y sintetizó que “entre pobres e indigentes tenemos 70 mil personas en La Rioja”.

“Los índices de pobreza en el país son alarmantes. Las cifras no son alentadoras y tenemos hoy en La Rioja un rol directamente de asistencia. La Provincia está constantemente tratando de paliar la situación de crisis que estamos viviendo”, señaló Santander a la prensa local.

“El Estado provincial -dijo- destina a la fecha casi 60 millones mensuales a las políticas alimentarias, mientras que de Nación se reciben solamente 6 millones. Hay programas que tenemos en conjunto en los cuales la Provincia hace mucho más esfuerzo que la Nación y los valores no se han actualizado desde el año 2016”.

“Por ejemplo, el convenio que tenemos con Nación por comedores escolares es de 9 pesos por chico por día que otorga la Nación y 9 pesos que pone la Provincia. Y esos valores no se actualizan desde 2016, cuando todos sabemos cuánto han aumentado los alimentos en estos últimos tres años, así que para que puedan comer nuestros chicos el resto lo tenemos que poner desde la Provincia”, aclaró.

También dijo que su ministerio “entregaba hasta hace menos de un año 12.000 módulos alimentarios mensuales y en la actualidad esa cifra trepó a los 20.000”.

Añadió que “en La Rioja estamos en emergencia social, habitacional y alimentaria. La cantidad de asentamientos se triplicó desde 2015 a la fecha”.