Graciela Ledo afirma que Milani y Sanguinetti “deben pagar con cárcel” la desaparición de su hermano

Graciela Ledo, hermana del soldado Alberto Ledo, por cuya desaparición el ex jefe del Ejército Cesar Milani debe responder en un juicio por delitos de lesa humanidad en Tucumán, consideró hoy que los responsables de ese crimen “deben pagar con la cárcel común” el haberle “quitado la vida a un joven y la alegría a toda una familia”.

“Esperamos durante 43 años que llegara este juicio y que los responsables pagaran ante la Justicia por la desaparición de Alberto. Los responsables de este delito deben pagar con la cárcel común. Se llevaron la vida de un joven lleno de sueños y a nuestra familia nos quitaron para siempre la alegría”, señalo Ledo en diálogo con Télam.

En este proceso oral y público que comenzará en Tucumán, Milani está acusado junto con el ex capitán Esteban Sanguinetti de tener responsabilidades en la desaparición de Ledo, conscripto oriundo de La Rioja que cumplía el servicio militar en Tucumán, durante junio de 1976.

Milani, que al momento de los hechos se desempeñaba como subteniente, está acusado de encubrimiento y de falsedad ideológica por haber confeccionado de forma irregular un acta en la que se documentaba que el soldado había desertado de la unidad a la que estaba asignado que estaba destaca en la localidad de Monteros.

En tanto que Sanguinetti, deberá defenderse de la acusación de haber secuestrado y asesinado de Ledo, ya que salió de patrulla con el soldado desaparecido y volvió solo al lugar donde se encontraba la compañía.

“Milani hizo el acta falsa y estamos seguro que sabía lo que pasó. Sanguinetti fue el último que estuvo con Alberto y dijo que se le escapó, llevándose un equipo de campaña que luego apareció en la cocina de la unidad”, indicó Graciela Ledo.

El ex jefe del Ejército durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner resultó absuelto en agosto pasado de un juicio de lesa humanidad que se sustanció en La Rioja por los secuestros y las torturas sufridos por Pedro Olivera y su hijo, Ramón, a principios de 1977.

“Llegamos preocupados por ese antecedente, la verdad es que seguimos ese juicio y creíamos que había pruebas para condenar a Milani. Esperemos que ahora podamos tener una sentencia favorable”, remarcó la hermanda del soldado Ledo.

El fallo del Tribunal Oral Federal de La Rioja que absolvió y dejó en libertad al general retirado fue apelado por la querella que representó a la familia Olivera, los abogados de las Secretaría de Derechos Humanos de esa provincia y la Nación y de la Fiscalía.

Los jueces Gabriel Casas, Carlos Jiménez Montilla y Enrique Lilljedahl serán los integrantes del Tribunal Oral Federal de Tucumán que tendrá a cargo este juicio, cuyas audiencias se desarrollarán los jueves y los viernes y la sentencia se estima que podría producirse a mediados de noviembre.

Graciela y su madre, Marcela Brizuela de Ledo, que tiene 89 años y vive en La Rioja, serán uno de los primeros testimonios que tome este Tribunal en este juicio, cuyo expediente se inició en 2007 por una denuncia presentada por la familia.

“La causa se inició en 2007 y hubo muy pocos avances hasta que a Milani lo nombraron jefe del Ejército (2013). Hay muchos testimonios en el expediente que avalan nuestra posición como querellantes. Mi madre no quiere morirse sin tener justicia para su hijo, y la verdad que está más fuerte que yo en esta lucha”, subrayó Graciela Ledo.