Ruta a Sanagasta: Conectan el primer túnel que corre bajo el cordón del Velasco

El jueves culminó la primera etapa de la obra que beneficiará a más de 1.500 usuarios del corredor. Es financiada por el Ministerio de Transporte, a través de Vialidad Nacional, por $3.000 millones.

El pasado jueves se desarrollaron una serie de detonaciones para la construcción del primero de los dos túneles que correrán por debajo de la Sierra de Velasco y forman parte de la nueva traza de la ruta 75, ubicado en el corazón de La Rioja. que comunica con el departamento Sanagasta.

Las voladuras fueron realizadas bajo la supervisión de ingenieros, geólogos y expertos en detonaciones de Vialidad Nacional y la empresa Paolini Hnos SA. Las mismas arrojaron resultados altamente satisfactorios: se logró conectar ambos extremos del primero de los túneles que corre bajo la cadena montañosa.

Este importante avance es consecuencia de varios meses de intensos trabajos de excavación, perforación y detonaciones desarrolladas quirúrgicamente en el corazón de la montaña. La nueva estructura subterránea cuenta con una extensión de 560 metros, mientras que el segundo túnel tendrá alrededor de 890 metros.

La nueva ruta 75 es un importante proyecto de ingeniería vial que consiste en la construcción de una traza alternativa del actual corredor a través de la Sierra de Velasco. La obra se desarrolla a lo largo de 6 km y tiene por objetivo vincular de manera rápida y segura a la ciudad de La Rioja con la turística Villa Sanagasta.

El resto de la obra continúa con la construcción de muros de contención y protección de la ladera. Al mismo tiempo, se realiza el movimiento de grandes volúmenes de material constructivo para la conformación de los nuevos terraplenes que funcionarán como base de la nueva traza de la ruta.

En paralelo, avanzan a buen ritmo los trabajos de hormigonado y encofrado de las ménsulas (vigas) de los muros de contención, así como también lo hace la construcción de muros interiores para la protección de laderas, cuyo objetivo es fortalecer las condiciones de seguridad y proteger a los usuarios ante eventuales derrumbes.

El proyecto cuenta con más de 900 metros de la nueva traza imprimada y estabilizada, a la espera de la instalación de la carpeta de rodamiento definitiva. La obra incluye un nuevo sistema de iluminación, defensas metálicas, nuevos carriles de sobrepaso, cunetas y cordones de hormigón, así como señalización y cartelería.

“Gracias al incesante trabajo de nuestros equipos técnicos logramos el objetivo de vincular ambos extremos del primero de los dos túneles. Como ingeniera y como argentina siento una gran emoción de que hayamos alcanzado la luz al final del camino”, destacó Patricia Gutiérrez, administradora general de Vialidad Nacional.

El nuevo corredor de la ruta 75 generará un importante estímulo para las economías regionales de La Rioja, orientadas principalmente hacía la agricultura. Está moderna vía de comunicación dinamizará el crecimiento del sector turístico riojano, al facilitar el traslado y el arribo de importantes contingentes de turistas.