Puy Soria destacó a Juan Santander como “una promesa del peronismo” y dijo que “debemos terminar con el doble comando” de poder

El secretario de Relaciones Institucionales, Ariel Puy Soria, elogió este viernes al ministro de Desarrollo Social, Juan Santander, al considerar que “es una promesa del peronismo”.

Puy Soria se refirió a Santander, quien debe reemplazar al gobernador electo Ricardo Quintela en la Legislatura provincial, a partir del 10 de diciembre.

De esa forma, el funcionario debería dejar el Ministerio, que aspira la concejala quintelista capitalina Alcira Brizuela.

“Juanqui Santander tiene un futuro grandísimo en la política, es una promesa del peronismo”, dijo el secretario, en su calidad de jefe de campaña de Quintela, en declaraciones a radio 24.

El gobernador electo delinea su próximo gabinete provincial, tras los resultados electorales en la provincia.

En la Capital, el peronismo no pudo contra Juntos por La Rioja, la sociedad política de radicales y justicialistas disidentes.

Puy Soria reconoció que sueña “con un gabinete lleno de jóvenes” y resaltó que “debemos terminar con el doble comando (de poder), ya que la gente eligió a Quintela como gobernador”.

En ese sentido, dijo que “muchos comunicadores, no creían que Ricardo Quintela iba a ganar. El mensaje de las urnas ha sido claro, Ricardo Quintela es el gobernador y él decidirá quienes lo acompañarán en su gabinete”.

No dejó pasar la oportunidad para remarcar que “fui el primero en decir que Quintela tenía que ser el candidato a gobernador”.

“Hemos sido parte de un equipo de trabajo en el que mujeres y hombres de todo el departamento nos representaron y ganamos en 16 de 18” departamentos, explicó el operador político.

Al respecto puntualizó que en la Capital “el justicialismo fue dividido, participamos con tres candidatos a intendentes”.

Desmintió además una pelea con la diputada provincial y candidata a intendenta Teresita Madera. “Es una mentira que estamos distanciados con Tere Madera. Es mentira que me adelanté a reconocer la derrota. No hay grietas con la compañera. Entiendo la política como una construcción”, remarcó.

También entendió que el vicegobernador Néstor Bosetti debería haber sido parte del proyecto oficial. “La verdad que creí que Titi debía estar en el esquema con un acuerdo de boleta. Pero bueno las decisiones no se toman de manera personal”, sostuvo.

Finalmente, sostuvo que “un dirigente debe saber perdonar porque si no su alma no está pura”.