De Domingo a Domingo: Armando Molina será el nuevo Puy Soria; sin cambios en Hacienda

El gobernador electo Ricardo Quintela tendrá su primer gesto político, tras las elecciones del 27 de octubre. El actual diputado provincial estará en dos oportunidades en el Valle del Bermejo. Uno será en el acto aniversario de Guandacol y el otro en la apertura del Paso Internacional de Pircas Negras.

Así Quintela desembarcará en el lejano oeste, luego del triunfo electoral que lo desembocará en la Casa de Gobierno, a partir del 10 de diciembre.

El interior provincial fue clave para que el peronismo oficial gane los comicios sobre el radical Julio Martínez y el disidente Luis Beder Herrera.

El mandatario provincial Sergio Casas prepara las maletas para dejar su despacho y trasladarse a un departamento de Buenos Aires, con el fin de jurar como legislador nacional por cuatro años.

Se irá también gran parte de su gobierno, aunque el ministro de Hacienda Jorge Quintero seguiría en su administración. Quintela jura y tendrá que pagar la quincenita, medio aguinaldo, y definir el otorgamiento de un bono navideño, y además los salarios de enero del año que viene.

Quintero, un hombre de Casas, llegó desde la Legislatura para cuidar los fondos públicos y mantendría su cargo. Detrás de él estaría Fabián Blanco, un quintelista de pura cepa. Claudia Ortiz podría estar también en el sector Oeste de la Casa de las Tejas.

Hasta ahora el gobernador electo se mostró prudente en la conformación de su nuevo gabinete y en los gestos hacia la gestión casista. Ya recibió pedidos concretos por parte del bloque de diputados Justicialistas para que Adriana Olima permanezca con un cargo dentro de la Legislatura o en el Ejecutivo.

Olima podría ir en lugar de Juan Manuel Ártico como secretaria legislativa, pero esa es una facultad de la vicegobernadora electa Florencia López en la toma de decisiones en ese organismo del Estado. Mientras tanto, la diputada provincial Teresita Madera sería la vicepresidenta primera del Poder Legislativo y estaría en la línea de sucesión. Estos cambios serían compromisos políticos para la nueva administración.

Jorge Menem además como vocal del Tribunal de Cuentas tendría un paso ascendente en el gobierno de Quintela. Ya se habla de él como el nuevo titular del organismo de contralor en reemplazo de Luis Zamora, quien organizó un acto para Beder Herrera en el Tribunal de Cuentas.

Menem estuvo el domingo 27 de octubre en la Residencia Oficial y no ocultó su corazón quintelista.

Dentro de la Casa de Gobierno, en el corazón mismo, habría un posicionamiento fuerte del ex viceintendente Armando Molina, quien sería el nuevo Ariel Puy Soria, hoy operador político casista.

Molina ocuparía la Secretaría General de la Gobernación (la otra alternativa es Juan Luna Corzo) o la flamante Jefatura de Gabinete, aunque habría que modificar la ley de ministerios.

El hombre de Papa Grande, un comercio de la avenida Rivadavia, sería los ojos de Quintela afuera del despacho gubernamental.

Puy Soria además fue el jefe de campaña del actual mandatario provincial y pidió públicamente por un gabinete joven, y nombró a Juan Santander (lo reemplazaría la concejala Alcira Brizuela). Habría un respeto a su trabajo, pero no con el actual protagonismo.

El armado del poder de Quintela sería similar a lo realizado dentro de la Municipalidad, hace cuatro años atrás. Desde el inicio ejercerá el poder en áreas centrales, ya que se vislumbra un complicado inicio de la presidencia de Alberto Fernández. No habrá vacaciones para nadie.

La semana que terminó se caracterizó con visitas políticas e institucionales en la casa de la calle San Isidro.

Por su parte, Beder Herrera permaneció en su casa y se irá la semana que viene de La Rioja para tomar unos días de descanso, al tiempo que el radical Martínez lo acusa al famatinense por no haber podido llegar a la gobernación.