Politica

Martínez denunció una estrategia del Gobierno para “vaciar el Poder Judicial”

Con la oposición en estado de alerta por el intento del kirchnerismo de avanzar sobre el Poder Judicial de Jujuy y sin aceptar modificaciones al proyecto aprobado la semana pasada en Diputados, la mayoría oficialista del Frente de Todos le dio luz verde en comisiones del Senado a los cambios en los regímenes previsionales especiales de jueces y de funcionario del servicio exterior.

Luego de que expusieran los funcionarios del Poder Ejecutivo, con el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, a la cabeza; el presidente del bloque oficialista, José Mayans (Formosa), pidió que se pasara el proyecto para la firma del dictamen para poder llevarlo al recinto de la Cámara alta la semana próxima.

“Esto es una falta de respeto”, se quejó Silvia Elías de Pérez (UCR-Tucumán). Al final, Juntos por el Cambio presentó un dictamen en minoría.

Cuando Mayans pidió firmar el dictamen todavía restaba que los representantes de fiscales, de funcionarios de cancillería y de los gremios judiciales expusieran ante las comisiones de Trabajo y de Presupuesto y Hacienda.

Antes de que el oficialismo blanqueara su intención de acelerar el trámite, Julio Martínez (UCR-La Rioja), había denunciado que el proyecto forma parte de una estrategia del Gobierno por “vaciar el Poder Judicial”.

“Cuando presentan un proyecto para intervenir el Poder Judicial de Jujuy para garantizar la impunidad de Milagro Sala no podemos ver las vacancias que generará este cambio en el régimen jubilatorio de los jueces como un intento para vaciar el Poder Judicial”, denunció Martínez.

El jefe del interbloque de Juntos por el Cambio, Luis Naidenoff (UCR-Formosa), volvió a la carga poco después denunciando el supuesto avance del Gobierno sobre la justicia que esconde el proyecto. Tras calificar de “gatopardismo” el texto porque “no cambia nada”, agregó: “Lo que se discute es poder, cómo van a llenar las vacantes” por renuncias en la Justicia sobre la que advirtieron los representantes de la asociación de magistrados.

En el inicio del encuentro, Moroni defendió la iniciativa en el déficit de 9200 millones de pesos anuales que ambos regímenes especiales generan al sistema previsional. “No son cajas aparte, sino que participan del fondeo general de la Anses; por lo tanto no sólo no redistribuían con el resto, sino que requerían mayores recursos del resto de los beneficiarios”, explicó el ministro de Trabajo.

Por su parte, el director de la Anses, Alejandro Vanoli, justificó la iniciativa en el incremento del déficit en el sistema de seguridad social que, dijo, se produjo en los años de administración macrista. Así, dijo que los números del organismo a su cargo pasaron de un superávit de 11.800 millones en 2014 a un rojo de 136.900 millones en 2019.

Categorías:Politica