Del Divino Joaquín al “flan” de Paredes Urquiza

Publicado por

Cada pueblo tiene su Joaquín Víctor González por sus conocimientos. La Rioja de hoy también. Podría encuadrarse como un discurso de cátedra para criticar al peronismo en el Día de la Lealtad. Sin ese partido quizás la capital riojana no tendría a ese Joaquín de la modernidad.

Invitados exclusivos en las butacas de un teatro con aire acondicionado y el pueblo en las afueras en una tarde noche de calor se buscó limpiar los pecados en el confesionario público en épocas que Google recuerda el ayer nomás. Renegar del pasado no posibilita un futuro mejor e intentar hacer creer que uno no es parte del problema, a pesar de vivir de la política desde hace dos década y siendo uno de los riojanos que más cargos públicos ocupó y decretos firmó (diputado, secretario, fiscal, ministro o intendente).

Alberto Paredes Urquiza dio un discurso para llevarlo a un libro en el teatro municipal y tendría gran impacto mediático si no se viviría en La Rioja y no se conocería una pequeña parte de la historia democrática.

El intendente le habló más a la Casa Rosada que a los propios riojanos, ya que sus palabras eran una copia de los dichos -en las buenas- del presidente Mauricio Macri. Hizo una crítica del Justicialismo gobernante desde 1983, que él fue parte en los gobiernos de Ángel Maza y Luis Beder Herrera al llegar previamente a la Legislatura, a través del actual diputado y ex intendente Ricardo Quintela.

El joven profesional de una pequeña oficina en los ´90 usó una ayuda memoria y un escenario solitario para traer a las retinas las conferencias TEDx, en la que reconocidos estudiosos transmiten su saber. Se refirió a la corrupción peronista y responsabilizó de todos los males al partido gobernante.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

De una visión lineal con asesoramiento macrista se fue a la “banquina” al comparar a los planes de empleo como “flan”. Quizás se sienta representado por el actor “Alfredo Casero que gritó “Queremos flan”. El jefe comunal, que pretende ser candidato a gobernador por el Justicialismo en La Rioja y por Cambiemos en la Plaza de Mayo, se valió de un mal ejemplo para apuntar por la falta de ideas a la hora de creación de oportunidades laborales.

El que le hablaba a los suyos en el teatro lo hacía también al “flan” que se movilizó para que le diera un marco a las afueras del teatro. Ese “flan” fue trasladado hasta la avenida Ortiz de Ocampo para luego caminar por Alberdi y pasar por la esquina del Sindicato de Luz y Fuerza, escenario casista, para llegar a los pasajes de los alrededores del centro cultural municipal.

Ese “flan” es el mismo que a las 7 del jueves limpiaba las calles céntricas y que se sube a los camiones para recolectar los residuos o trabaja más que otros y con sueldos magros. No están en otras provincias o en otros pueblos, se encuentran en la Municipalidad que administra el peronista macrista transformado en un Divino Joaquín.