La construcción política entre el casismo y Karina Molina

Publicado por

Para llevarse mal con el gobernador Sergio Casas se debe andar mucho, ya que es una persona muy particular en comparación a otros gobernantes. Casas tiene un estilo muy del interior y sorprende con gestos, que a decir verdad se puede llevar mejor con la oposición que con el propio peronismo.

Desde hace un tiempo, el gobierno hizo público el diálogo privado con referentes opositores, ya que era primordial el presupuesto para el año entratante, que quizás muchos foráneos no pueden entender.

La Rioja casi no genera recursos, que sí se lo podría hacer con la minería, pero los propios representantes del presidente Mauricio Macri se oponen, salvo la diputada nacional Karina Molina.

La legisladora con orígenes en Chamical reafirmó el concepto del diálogo político y por eso se produjeron una serie de fotografías que terminaron en la última sesión en la Cámara de Diputados.

Con un pasado peronista, Molina no ocultó sentarse con el secretario de Relaciones Institucionales, Ariel Puy Soria, que luego terminó en un encuentro con el gobernador en la Residencia Oficial.

2018-10-27

Ofuscada con su par Julio Sahad, que sorprendentemente tiene más enemigos que amigos dentro del PRO, la diputada aceptó sumarse a una estrategia en común por los recursos de La Rioja para sorpresa de los senadores por Cambiemos, Julio Martínez e Inés Brizuela y Doria.

Aunque no comparte la forma de gobernar del viejo peronismo, especialmente del ex gobernador Luis Beder Herrera, provocó una explosión interna en el macrismo cuando se fueron conociendo detalles de reuniones con el Gobierno de La Rioja.

Cada reunión se concretó con total conocimiento del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, quien le hizo un guiño para que eso ocurriera, ya que la Nación necesita nuevos votos en el Congreso de la Nación.

La idea electoral del casismo es el armado de un frente electoral por encima de las estructuras tradicionales. Por este motivo, luego que La Rioja consiguió $4.240.000.000 extras, el próximo paso será avanzar en ese sentido.

Claro está que el viejo peronismo y Cambiemos lo rechazarán, ya que ambos pretenden quedarse o arrebatar el poder provincial.