Calderón: Por primera vez, la UNLaR presentará un presupuesto con déficit

Publicado por

Tras la sanción del Presupuesto 2019 por parte del Congreso de la Nación, el rector de la UNLaR, Fabián Calderón, ratificó que esta casa de altos estudios es una de las más desfavorecidas dentro del sistema universitario y que, por primera vez, se presentará ante el Consejo Superior un proyecto de presupuesto con déficit. Advirtió que, en estas condiciones, la Universidad sólo podrá funcionar el primer cuatrimestre.

Mientras que Calderón, el decano del Departamento de Ciencias Sociales, Jurídicas y Económicas, Juan Chade, la directora de la carrera de Escribanía, Gabriela Brziuela y estudiantes recibieron a la vicepresidenta primera de la Cámara de Diputados, Adriana Olima y a los diputados Ricardo Herrera, Juan Ramón Romero y Uriel Vargas, oportunidad en que abordaron el anteproyecto de ley presentado por el Colegio de Escribanos que regula la profesión.

La UNLaR, en el 2019, según estipula el Presupuesto Nacional sancionado el último jueves, tendrá un presupuesto de $ 1.470.000.000 millones (un mil cuatrocientos setenta millones de pesos); del cual, el 95 por ciento está destinado a pago salarial y el 5 por ciento restante a gasto de funcionamiento, que se ve reducido en un 50 por ciento, en comparación a este año.

Ante este difícil panorama, consecuentemente se presentará, por primera vez, un presupuesto con déficit porque -según precisó Calderón- “no vamos a resignar todo lo que hemos crecido como universidad, todos estos años, aun sabiendo que tenemos dificultades”.

En diálogo con Radio UNLaR, el Rector explicó que presentarán un proyecto en el que, entendiendo la reducción del 50 por ciento en gastos de funcionamiento, se lo presentará como déficit. “Necesitamos hoy, para mantener lo que tenemos este año, $ 80.000.000 (ochenta millones de pesos), pero lo vamos a poner como déficit”, sostuvo.

Ante ese panorama, Calderón advirtió que el primer cuatrimestre de 2019, la universidad tiene garantizado el funcionamiento y los pagos salariales, luego peligra el funcionamiento.

Otra de las medidas previstas, además de presentar un proyecto presupuestario con déficit, se gestionarán reuniones en el Ministerio de Educación de la Nación, organismo que tiene disponibilidad de $ 4.000.000.00 (cuatro mil millones de pesos) para distribuir en el conjunto de universidades, y solicitar los $ 80.000.000 (ochenta millones de pesos) que se necesitan. A ello sumarán también poner nuevamente en funcionamiento la mesa del diálogo con legisladores.

Con respecto al presupuesto aprobado, Calderón explicó que en la propuesta que hizo el Ministerio de Educación de la Nación de $ 144.000.000.000 (ciento cuarenta y cuatro mil millones de pesos), el Presupuesto está muy cerca de eso, y muchos de esos fondos quedan en manos de la cartera educativa, y la distribución adentro del sistema universitario es “inequitativa”.

El CIN presentó una contrapropuesta que envió a Educación y no fue tenida en cuenta y la UNLaR se vio desfavorecida. “Dentro del 60 por ciento, hay 17 universidades que están debajo del 25 por ciento” de actualización presupuestaria, indicó. Asimismo, precisó que “en ese panorama, la UNLaR tiene un 23 por ciento de mejoras del presupuesto para el 2019. Estamos en una situación muy dificultosa y pensamos que como UNLaR no nos merecemos ese presupuesto”, sostuvo.

Transparencia

Consideró que la UNLaR no se merece estar en esa situación porque se ejecutó un programa de transparencia. “Rendimos cuentas todos los días adónde va el dinero, los cheques que se pagan, y desde que llegamos a la gestión hemos sincerado nuestra situación administrativa, académica, de carrera, que muchos nos decían: ‘hay que cerrar algunas carreras y delegaciones’; y nosotros no quisimos y hoy impacta porque tenemos carreras nuevas, otras que hay que llamar a concurso, en acreditación, se han extendido en las sedes y delegaciones. Esa realidad no fue tenida en cuenta en el presupuesto”, agregó el Rector.

Ante este panorama es que el Presupuesto tiene una disminución del 50 por ciento de gastos de funcionamiento, “nunca tuvimos un presupuesto así. Eso es un panorama complejo y difícil”, señaló.

Por otro lado, Calderón dijo que “la UNLaR viene reclamando hace tres años los fondos para el hospital universitario y hoy es la única universidad que no está recibiendo un peso”. Precisó que “las mejoras que se hicieron fueron partidas que llegaron para salud y con fondos de la universidad”.

En el caso de que no se consiga una respuesta que garantice el funcionamiento de la universidad, pasado el primer cuatrimestre, “nos movilizaremos, cerraremos algunas dependencias. (…) Preocupa que todos son defensores de la universidad pública, pero vemos con preocupación que no todos piensan para que materialicemos esa respuesta”, advirtió.

Recordó que, a partir de la gestión que conduce, se pagaron 13 meses de sueldo a los docentes, cuando antes cobraban 8; y hoy, esa realidad está impactando.

Para finalizar, dijo: “necesitamos que acompañen a la universidad con gestiones, si tienen diferencias con la gestión, con el rector, no tengo ningún problema en correrme, pero los fondos los necesita la comunidad universitaria porque hay que garantizar todo lo que se ha hecho (…) pero hay mucho que redefinir para el año que viene y es lo que vamos discutir en el Consejo Superior”.

La entrevista a Calderón