Díaz Bazán pidió la renuncia a todo su gabinete en Salud

Publicado por

Busca cerrar el año luego de una fuerte embestida por su continuidad dentro del gobierno provincial. Llega a diciembre junto al gobernador Sergio Casas en actos institucionales que ratificaron la confianza hacia ella.

Judit Díaz Bazán elevó a la Casa de Gobierno una tentativa de inauguraciones para Casas, que se acomodarán de acuerdo a la agenda oficial.

La ministra de Salud en un rápido panorama muestra iniciativas, como las que sucedieron en el oeste provincial, que fueron “tapadas” por la presencia de los padres de un deportista fallecido por el accidente de los helicópteros en Villa Castelli.

Hace también política, ya que viene de raíces radicales, cuando unos 600 trabajadores precarizados de salud de toda la Provincia que se hicieron presente en las puertas del despacho de Salud para expresar el agradecimiento y brindar apoyo a la gestión del gobernador (la reelección a la vista).

Como así también destacó el rol de la enfermería y llevó tranquilidad a los trabajadores: “No hay riesgo en la Provincia. Las conquistas que se han logrado no se vuelven para atrás”. Fu en ocasión de conmemorarse el día de la enfermería, la ministra de Salud visitó el hospital Vera Barros para saludar a los trabajadores, en particular, a la directora María Elena Dávila, primera enfermera en ocupar un cargo jerárquico en un hospital de la Provincia.

“No hay riesgo en la Provincia. Las conquistas que se han logrado no se vuelven para atrás”

Además Díaz Bazán y el presidente de la Asociación Argentina de Oncología Clínica, Matías Chacón, firmaron un convenio marco de colaboración, donde se establece articular acciones que permitan fortalecer el abordaje del cáncer en la Provincia, desde la prevención hasta el tratamiento adecuado con calidad en sus servicios y atención especializada.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La ministra camina hacia en el 2019 con un hecho que se produjo en las últimas horas: el desplazamiento de un responsable de oncología por el trato hacia los familiares de los enfermos, especialmente niños.

Sin embargo, esa decisión interna no es un hecho aislado, ya que había pedido hace dos semanas la renuncia a todo el gabinete en el Ministerio de Salud.

Con las renuncias en su despacho, ratificará o no a secretarios, directores, responsables de áreas, entre otros cargos, con el propósito de una oxigenación en un mega Ministerio, que tiene distintos problemas dentro de un mismo departamento.

Además en las áreas de Salud existen representantes de sectores internos del peronismo, como en los hospitales departamentales, y por eso, hay varios casos de potenciación de conflictos que van más allá de un reclamo justo.

Díaz Bazán también estableció un diálogo directo con los trabajadores y recibe inquietudes en forma diaria: se sorprende por la cantidad de solicitudes de trabajo.

Y la ministra tomó otra decisión política: desplazó a su hermano del ministerio para descomprimir la fuerte presión interna de un sector del gobierno.