La alianza Macri y UCR camina por una cornisa: Piden internas presidenciales

Publicado por

El acuerdo político entre el presidente Mauricio Macri con su partido PRO y la Unión Cívica Radical cruje en el subsuelo del poder político.

El radicalismo ve que el acercamiento del peronismo a la Casa Rosada no es una mera cuestión institucional sino política: este martes la Corte falló a favor de la vigencia de la Ley de Lemas.

El gobernador de Mendoza y titular de la UCR, Alfredo Cornejo (56), mantuvo una extensa charla con Mario Pereyra, el conductor de Juntos en Cadena 3 Argentina.

Cornejo puso en duda que Macri sea el único candidato a presidente de Cambiemos, en la sociedad entre UCR y PRO, y no dudó en pedir internas presidenciales.

El mendocino enlazó la mejora económica a las decisiones partidarias dentro de Cambiemos.

“No descarto que el candidato a Presidente para 2019 no sea Macri, pero me parece que es aventurado decirlo ahora. Aunque si los cambios no se logran ver antes de marzo o abril hay que evaluar un plan B, que sería establecer una competencia como las PASO dentro de Cambiemos”, subrayó.

“No descarto que el candidato a Presidente para 2019 no sea Macri, pero me parece que es aventurado decirlo ahora. Aunque si los cambios no se logran ver antes de marzo o abril hay que evaluar un plan B, que sería establecer una competencia como las PASO dentro de Cambiemos”, subrayó el mendocino, que habla en nombre del partido centenario.

Así dejó en claro que el radicalismo se cansó de ser actor secundario en el ejercicio del poder en Argentina, ya que hoy es solo quien apoya las decisiones de otros.

Sobre los cuestionamientos que públicamente ha hecho el propio Cornejo y el radicalismo a la gestión de Macri, expresó: “Tengo diferencias respecto de la acción política del gobierno que hace cosas pensando que la gente entiende sin explicarle, no lo digo porque los ciudadanos sean tontos sino porque mucha gente cree que el Estado puede pagar todo. Hay que persuadir”, señaló.

La Rioja es un termómetro de lo que no acepta internamente el radicalismo. Alberto Paredes Urquiza, un ex bederista de la primera hora, quiere arrebatarle las banderas de Cambiemos a Julio Martínez, ex ministro de Defensa de la Nación.

Paredes Urquiza lo hace con la complicidad de algunos despachos de la Casa Rosada y por este motivo, el radicalismo deja trascender que el actual senador será el candidato a gobernador, al desechar ser segundo en la fórmula que pretende Macri.

Martínez había sonado como titular de la UCR antes que Cornejo. En cada una de las provincias, el macrismo puro quiere hacer su juego en detrimento del histórico radicalismo.