Macri alimentó las versiones de un acuerdo con los gobernadores por reelecciones

Publicado por

Mauricio Macri se reunió este jueves con Alberto Weretilneck y alimentó las versiones de un acuerdo con el gobernador de Río Negro para impulsar su reelección.

Ambos mandatarios participaron de la inauguración de un nuevo tramo del gasoducto Cordillerano-Patagónico que conectará a la red del fluido a miles de hogares de la ciudad rionegrina de Bariloche y de las neuquinas Villa La Angostura y San Martín de los Andes.

En el Gobierno aseguraron que en el encuentro no se trató el tema electoral, pero reconocen que se está avanzando en un acuerdo con el gobernador para enfrentar en las elecciones a Martín Soria, aliado del kirchnerismo.

El frente Cambiemos ya tenía candidatos en la provincia: el diputado nacional Sergio Wisky y el intendente de Cipolletti, Aníbal Tortoriello.

Wisky ya dejó en claro públicamente que no quiere otro mandato del gobernador pero desde el Ejecutivo le advierten que si no hay acuerdo con Weretilneck ganará Soria sin obstáculos. Tortoriello es más proclive a un acuerdo.

En este contexto, lo que estudian en la Rosada es llevar a Wisky como candidato a vice de Weretilneck. Según aseguraron a LPO en el Gobierno, el plan B es pegar la elección provincial a la nacional, para que la boleta del candidato de Cambiemos vaya en la misma boleta que Macri. Pero priorizan el acuerdo con el gobernador.

Antes que nada, Weretilneck tiene que sortear un problema judicial para postularse nuevamente, puesto que ejerció la gobernación desde su cargo de vicegobernador por la muerte de Carlos Soria en enero de 2012 y fue electo gobernador en 2015. La Constitución rionegrina no permite un tercer mandato consecutivo.

Como anticipó LPO, la Rosada busca un gran acuerdo con Miguel Ángel Pichetto y Weretilneck para que éste último pueda ir por la re-reelección y evite un triunfo de Soria.

El gobernador rionegrino apuesta a una controvertida interpretación constitucional que le permita ir por un tercer mandato, argumentando que en el primero de ellos fue electo como vice del fallecido Soria. La oposición sostiene que la norma provincial no tiene grises y es clara respecto a que no puede volver a presentarse, aunque Weretilneck apuesta a la negociación política para que la Corte Suprema le abra la puerta.

En ese sentido, espera contar con la influencia que pueden ejercer en el máximo tribunal tanto el Gobierno nacional como el senador Pichetto. En la provincia descuentan que el Tribunal Superior lo habilitaría ya que el mandatario tiene una mayoría consolidada.