CAMMESA redujo la energía al interior para paliar la demanda

Publicado por

La ola de calor que afronta el país y su consecuente incremento en la demanda de energía ocasionó que CAMMESA restringiera el flujo que envía a las provincias para compensar la demanda en las grandes urbes.

En los últimos días, Catamarca recibió a través de TRASNOA entre 116,9 y 124,7 kilovatios (Kv) cuando debería recibir 132 kv, según informó la EC SAPEM . Estos valores se registraron justamente en el horario de mayor consumo alrededor de las 15 y las 19.45 horas, con picos de mayor descenso entre las 15 y las 17.30.

Según El Ancasti, la situación más compleja se vivió ayer cuando la reducción alcanzó los 113 Kv, muy por debajo de lo que lo que venía recibiendo, ante la falta de energía en el interconectado nacional.

La distribuidora nacional notificó a la empresa local de la necesidad de liberar la demanda por el alto consumo registrado cuando ya se habían comenzado a registrar los primeros inconvenientes de la jornada.

Por su parte, La Rioja, que también recibe energía a través de TRASNOA comenzó a padecer los cortes del servicio desde el mediodía.

La baja ordenada a nivel nacional ocasionó que la energía disponible para distribuir en la provincia, al igual que en el resto, fuera menor y en consecuencia se comenzaran a registrar cortes y una baja tensión generalizada.
Desde la empresa local se informó que recibieron reclamos porque la tensión que ingresa en los hogares variaba entre 180 y 190 vatios, cuando lo normal es 220.

Las quejas se reprodujeron en diferentes puntos de la ciudad catamarqueña pasado el mediodía a razón de que la tensión no permitía el funcionamiento ni siquiera de los aires acondicionados para refrigerar los ambientes.

Varios barrios de la zona Norte de la ciudad se quedaron sin luz en plena siesta, y esto perjudicó también la provisión del servicio de agua potable por la falta de funcionamiento de los pozos.

La empresa advirtió que la baja tensión podría ocasionar daños en los electrodomésticos y se recomendó evitar el uso de aquellos que funcionan con motor y que podrían verse sobre expuestos al intentar funcionar con una menor tensión para la que fueron construidos. Esto sucede con heladeras, ventiladores, lavarropas y otros. Aunque también se advirtió que el sistema eléctrico de los hogares también está en riesgo.

En el caso de los artefactos que funcionan con calor no corren riesgo, sino que simplemente al consumir menos demoran más en tomar el calor adecuado, como plancha, termotanques, cocina tostadora y microondas. Por su parte, los electrónicos, como equipos de música, computadoras, televisores, laptop y otros, están preparados para trabajar en un rango más amplio de voltaje con lo que tienen un riesgo menor.

Pero al tratarse de un problema ajeno a la distribución local los usuarios se ven expuestos a que ante un daño la empresa no se haga cargo.

La ola de calor inusual para esta época generó alerta naranja en Mendoza, Córdoba y Buenos Aires. Catamarca no fue la excepción y ayer se ubicó tercera entre las provincias con temperaturas más elevadas del país, con más 37 grados.