Macri apura cierres con UCR para congelar PASO

Publicado por

La Casa Rosada salió ayer a desactivar la interna con la UCR a través de Rogelio Frigerio, quien le bajó la espuma a la posibilidad de que Martín Lousteau desafíe a Mauricio Macri en las PASO de agosto para definir al candidato presidencial de Cambiemos.

“Para nosotros hay un líder del espacio político de Cambiemos que es el presidente Mauricio Macri, que ya anunció que va a ir por la reelección. Además, en la Mesa Nacional de Cambiemos, que es el espacio de discusión, no hemos tenido, por lo menos hasta ahora, requerimientos para analizar o debatir alternativas en este sentido”, explicó el ministro del Interior y Obras Públicas desde la Casa de Gobierno.

El triunfo del radical Daniel Kroneberger en la interna de Cambiemos en La Pampa -donde derrotó al macrista Carlos Mac Allister-, y la insurrección del radical Ramón Mestre en Córdoba, al desacatar el pedido de la Rosada para que su correligionario Mario Negri sea candidato único a gobernador, habían disparado la tensión entre la UCR y el PRO. La crisis se expandió hasta la provincia de Buenos Aires donde Daniel Salvador, jefe del radicalismo en ese distrito, presiona a María Eugenia Vidal a través de la liga de intendentes UCR para conservar la vicegobernación en la boleta 2019. “Creo que si tomamos la propuesta de algunos radicales de ir a una PASO para el cargo de presidente, deberíamos ir un poco más allá y definir todos los cargos ahí: gobernadores, senadores y diputados nacionales, intendentes y también las listas de legisladores provinciales.

Por ejemplo, María Eugenia y Horacio irían en la lista de Mauricio y, entonces, la UCR tendría que buscar a sus precandidatos a gobernador, a jefe de Gobierno porteño y también a intendente en cada uno de los municipios”, fue la propuesta de Jorge Macri. El intendente de Vicente López y presidente del PRO en la provincia de Buenos Aires salió así al cruce del Comité Nacional de la UCR, a cargo de Alfredo Cornejo, desde donde se propuso a Martín Lousteau para competir con Macri en la PASO presidencial de Cambiemos. Un pedido que fue avalado también por Ernesto Sanz y Mestre, el intendente de la capital cordobesa. Ayer Frigerio aclaró desde Casa Rosada que “hasta ahora” el radicalismo no planteó la posibilidad de desarrollar internas presidenciales a través de sus representantes en la Mesa Nacional de Cambiemos.

Para descomprimir la presión del radicalismo de celebrar una PASO presidencial, Frigerio comenzó a pulir junto a Cornejo los cierres de candidaturas en las provincias. En Entre Ríos, la candidatura a gobernador quedó para el radical Atilio Benedetti. Lo mismo en Tierra del Fuego, donde Federico Sciurano (UCR) encabezará la boleta con Héctor “Tito” Stefani (PRO) como primer candidato a diputado nacional. En Santa Fe también habrá candidato radical a gobernador, José Corral. En Jujuy, Gerardo Morales irá por la reelección. En Mendoza, Cornejo definió como sucesor a Rodolfo Suárez, quien irá a internas con el macrista Omar de Marchi. La Casa Rosada había ofrecido bajar la candidatura de De Marchi siempre y cuando Cornejo no desdoblara la elección. Pero el gobernador y jefe del Comité Nacional UCR optó por separar su boleta de la de “Macri Presidente” y convocó la elección a gobernador para el 29 de septiembre.

Ahora, en el tope de la agenda de cierres de Casa Rosada aparecen Tucumán y La Rioja. En la provincia gobernada por el peronista Juan Manzur el candidato se definiría por encuestas. El que menos chances tiene es Alfonso Prat Gay, de la Coalición Cívica, enfrentado con Marcos Peña desde que el jefe de Gabinete lo eyectó del Ministerio de Economía. Cornejo pidió la candidatura a gobernador para José Cano, quien podría ir en fórmula con el peronista Domingo Amaya. Pero la preferida de Peña y Frigerio es la senadora Silvia Elías de Pérez.

En La Rioja, el radical Julio Martínez se encamina a una interna contra Alberto Paredes Urquiza, según Ámbito Financiero.

El próximo lunes, con Gustavo Valdés como anfitrión de Cornejo y Morales, los gobernadores UCR se reunirán en Corrientes para cerrar filas de cara a la Convención Nacional UCR donde se deberá ratificar la pertenencia del centenario partido a Cambiemos.