El dólar cerró la semana en alza y superó los $46 en algunos bancos

El dólar continuó hoy con tendencia alcista y cerró a $45,88, por lo que acumuló en la semana un incremento de $1,37 en medio de una creciente inquietud por la cercanía de las elecciones primarias y un mal clima externo.

   El billete finalizó a un promedio de $43,62 para la punta compradora y $45,88 para la vendedora.

   La cotización más elevada fue expuesta en Banco Galicia e ICBC a $46,10; y seguida por BBVA a $46,04.

   Así, sumó 34 centavos respecto del jueves, mientras que a lo largo de la semana registró un avance de $1,37, el más fuerte en los últimos cuatro meses.

   En el sector mayorista, saltó 29 centavos hasta los $44,65, con lo que frente al viernes de la semana anterior el aumento fue de $1,30.

   El volumen negociado en el segmento de contado se mantuvo alto al llegar a US$ 910,124 millones.

   El Banco Central volvió a convalidar un incremento en la tasa de Leliq para intentar moderar la escalada del tipo de cambio e impulsar las colocaciones en pesos.

   De ese modo, el promedio del día superó el 61% al quedar en 61,009%.

   En la primera subasta Letras de Liquidez el monto adjudicado fue de $157.199 millones con un rendimiento de 60,933%.

   Por la tarde, en la segunda licitación, la autoridad monetaria adjudicó $97.919 millones con una tasa de 61,130%.

   Además, mantuvo las intervenciones en el mercado de futuros, aunque ello tampoco fue suficiente para revertir el recorrido ascendente que a lo largo de las últimas jornadas fue más marcado.

   La plaza financiera local sintió el impacto del nerviosismo en el plano externo tras el comunicado de la Reserva Federal en el que anunció el recorte de las tasas de interés tras once años.

   Pero, el incremento del dólar estuvo vinculado principalmente con la fuerte presión compradora en la city dada la cercanía de las PASO y la difusión de diferentes encuestas, según operadores.

   Indicaron que una leve mejora en la oferta por parte del sector agroexportador pudo equilibrar parcialmente la demanda en operaciones puntuales y así limitar la suba.