Casas lo hizo: Paredes Urquiza y Beder Herrera para enfrentar a Quintela; y Martínez como opositor casista

El gobernador Sergio Casas, candidato a diputado nacional, logró que el intendente de la Capital, Alberto Paredes Urquiza, y el diputado nacional Luis Beder Herrera se asociaran para enfrentar a su candidato a la gobernación, el diputado provincial Ricardo Quintela.

Casas además tendrá la oposición electoral en la figura del senador nacional radical Julio Martínez, representante del presidente Mauricio Macri.

Con la estrategia electoral en manos del tridente de Chilecito, Griselda Herrera, Fernando Rejal y Ariel Puy Soria, el gobernador tiró más de la cuerda para no llegar a ningún acuerdo interno en el peronismo de cara a las elecciones provinciales del 27 de octubre.

Bajo el argumento de contar con la comentada boleta larga, que encabeza Alberto Fernández, el casismo logró que se fortalezca la oposición a la Casa de Gobierno, a través de Paredes Urquiza y Beder Herrera, como así también con Martínez.

Quintela, como convidado de piedra en la puja de poder cuando el gobierno tiene fecha de salida el 10 de diciembre, tendrá que contrarrestar junto a la intendenta de Arauco, Florencia López, al peronismo no casista (paredismo, bosettismo y bederismo) y al macrismo (que tiene un piso electoral del 30%, según los resultados de la PASO).

La asociatividad de la oposición en distintos escalones puede provocar una estampida de algunos aliados de las selfie, como intendentes y diputados provinciales, a raíz que la fórmula fue una decisión unilateral del gobernador sin el consenso de la Casa de Todos.

El gobierno leyó durante los últimos días sobre la posibilidad cierta de un acuerdo del justicialismo no casista y por ello, buscó por todos los medios que eso no sucediera. Sin embargo, fracasó su intentona de frenar el enojo de la dirigencia que se alejó de la Casa de las Tejas.