Teresita Madera mantiene en vilo al neoquintelismo: ¿Se baja, sigue o se va del espacio?

La diputada provincial Teresita Madera mantiene en vilo al neoquintelismo, a raíz de su ausencia del primer acto en la Capital con la fórmula del consenso de Sergio Casas.

Madera se excusó de participar este jueves de la entrega de vehículos a la policía junto al gobernador y la dupla electoral integrada por el legislador provincial Ricardo Quintela y la intendenta de Arauco Florencia López.

La diputada provincial y candidata a intendenta de la Capital se enojó con el secretario de Relaciones Institucionales, Ariel Puy Soria, que convenció a Casas que no haya una sola lista a jefe comunal en el principal departamento, como se había acordado el sábado que se anunció la dupla del consenso.

Puy Soria repatrió al vicegobernador Néstor Bosetti con los mismos honores que los leales al mandatario provincial y candidato a diputado nacional.

El operador político sumó un nuevo trofeo a su vitrina, pero abrió la grieta en el oficialismo, ya que Madera amenazó con abandonar el barco del neoquintelismo, previamente de bajarse de la candidatura.

La actitud de la legisladora prendió las luces de alerta de Quintela y su tropa que no se cansó de enviarle mensaje de amistad y sociedad a Madera que no dio señales hasta la siesta del jueves.

La historia del maderismo y Puy Soria se remonta cuando la actual legisladora provincial rechazó ser candidata a diputada nacional y por eso, la reemplazó la ex senadora Hilda Aguirre de Soria.

El ofrecimiento fue del propio gobernador, que termina su mandato el 10 de diciembre, y Madera priorizó su candidatura a la gobernación, que al final se frustró.

El casismo -hoy neoquintelismo- consideró que la diputada había desechado una oportunidad electoral, por lo cual no estuvo en la discusión real a la hora de armar la fórmula entre Quintela y López. A raíz de ello se tuvo que conformar con ser candidata a intendenta.

Madera nunca aceptó además que Casas delegue en Puy Soria el poder político del gobierno para el armado de las listas. Hubo solo silencios por parte del despacho gubernamental.

La presencia de Bosetti fue la gota que rebalsó el vaso, ya que además se integra a la discusión capitalina el ex vicegobernador Miguel Ángel Asís y hasta el ministro de Desarrollo Social Juan Santander.

Sobre su futuro político existen decenas de versiones no confirmadas. Pero lo que se sabe que no acepta más el ninguneo de “los sin votos”.