Quintela deberá construir poder propio en el mundo del gobernador Sergio Casas

Ricardo Quintela se juega su propia patriada desde el próximo lunes cuando empiece a recorrer la provincia, según anticiparon fuentes del pos casismo.

El diputado provincial deberá construir su propio poder de cara a las elecciones provinciales del 27 de octubre.

A pesar del consejo de que la fórmula oficialista tiene que aplacar la campaña para luego salir con el aparato gubernamental, Quintela y la intendenta de Arauco, Florencia López, van a tener que explicarle al electorado su plan de gobierno, que en muchos casos pisará callos de la administración de Casas que se va el 10 de diciembre.

El diputado opinó que como primera medida tendría que aplicarse la ley de emergencia alimentaria, pero el hambre no espera. Es decir, que el actual gobernador ya tendría que reforzar las partidas para la compra de alimentos. Así habrá decenas de callos.

La situación de Quintela es complicada dentro del gobierno y por eso, camina en punta de pié y habla lo justo y necesario, ya que la Casa de Gobierno tiene la magia de la caja, que todo lo puede.

Intendentes y diputados se sumaron al proyecto oficialista porque hasta el 10 de diciembre el mandatario provincial tiene la lapicera. Muchos de las selfies, si no fuera por eso, ya hubieran saltado el charco. Hablan para todos lados, por las dudas.

El lunes, según el neoquintelismo, se inicia la campaña y el desafío que tendrá Quintela es dejar un mensaje superador a sus gestiones como intendente. Y además muchos votantes no la recuerdan porque son jóvenes.

Otro punto es la conformación de su gabinete y la pregunta del electorado: ¿seguirán los mismos?. Si los jubila a los actuales ministros y secretarios de un hipotético gobierno no le trabajarán para el último domingo de octubre.

En la Casa de las Tejas reconocen que la llegada de fondos no es como antes, por lo cual, se pusieron prioridades: la principal es el pago de salarios a los empleados públicos.

Así aparecen “pilas” de expedientes sin fecha de pago que afecta al mundo político y fundamentalmente, al pos casismo para salir a la calle.

A Julio Martínez como a Luis Beder Herrera la sociedad no les reclama casi nada, ya que no están dentro del gobierno provincial. En cambio, Quintela tendrá que enfrentar la tarifa de la boleta de luz, los bajos salarios estatales, la inseguridad, entre otros aspectos, ya que se sumó a la fiesta casista para intentar llegar a la gobernación.

Como uno de los dirigentes con más años en la política riojana, el diputado provincial conoce muy bien que no es del espacio del gobernador y si no fuera por su socio, el operador Ariel Puy Soria, no estaría en ese lugar. La candidata era Florencia López.

Desde el primer día hábil de la semana entrante se empezará a ver las rencillas, los celos por la construcción de poder del hombre de Casas para la gobernación que se llama Ricardo Quintela, alias Gitano.