De domingo a domingo: Los sindicalistas desde Talampaya al bederismo

Jorge Reynoso sería la muestra del laboratorio del peronismo por estos días. Reynoso es candidato a diputado nacional en la lista de Sergio Casas, pero apoyó públicamente a Luis Beder Herrera para la gobernación.

El titular de los Camioneros es el representante de Hugo Moyano en La Rioja y ha sido un aliado del gobierno provincial en los últimos cuatro años. La última convocatoria fue cuando Casas notificó a los sindicalistas sobre el aumento salarial.

¿Por qué Reynoso acompaña la candidatura de Beder Herrera? Casi todo en la vida política tiene una explicación y en este caso, es lo que ha pasado con otros dirigentes antes de la bendición a Ricardo Quintela como candidato a gobernador.

El gremialista se había incorporado a la agrupación política Talampaya por las aspiraciones serias (por lo menos en ese momento) de la intendenta de Arauco, Florencia López, para suceder al actual mandatario provincial.

Talampaya se armó en base al camino trazado por el actual gobernador y por eso, muchos se subieron al barco, ya que creían que López finalmente sería la elegida.

Eso no pasó, ya que Casas sorprendió a todo su gobierno con la bendición a Quintela, a través de un trabajo fino de Ariel Puy Soria y el desaparecido Fernando Rejal (no aparece en ninguna selfie).

Reynoso se sintió defraudado por Casas, que es candidato a diputado nacional en la misma lista que el moyanista. Por este motivo, el secretario general de los Camioneros y referente de la CGT pegó el portazo en la Casa de Gobierno para luego hablar solo con el gobernador, ya que no atendió a nadie más.

Con Reynoso se fueron otros sindicalistas que habían avalado la candidatura de la arauqueña.

Hubo contacto con los gremialistas posteriormente para que sean partícipes del proceso electoral y hasta la diputada provincial Teresita Madera habló con Reynoso.

Se dio la conversación cuando Madera hablaba con Beder Herrera y el intendente de la Capital, Alberto Paredes Urquiza, según una toma fotográfica de un colaborador bederista.

Frente a ello, Reynoso empezó a caminar hacia Beder Herrera, pero Madera se volvió a los brazos del pos casismo, hoy conocido como neoquintelismo. Tuvieron ofertas de integrar algunas colectoras, pero como suplentes y eso los enojó mucho más.

El camionero abrió en dos oportunidades las puertas del sindicato a Beder Herrera y este viernes ratificó el apoyo del sector gremial que él representa.

Reynoso no es el único herido del armado electoral y que cada día se conoce más detalles que se había avanzado en un sentido (Arauco), pero luego todo se quedó en la Capital.

Lo que se habla en los Camioneros también es lo que se vivió en la agrupación Generación en Marcha con su cara visible, el ministro de Educación, Juan Luna Corzo, que dejó colgados los carteles de su candidatura a intendente, pero ya sin el apoyo de la Casa de Gobierno para serlo.

Con ello se golpeó a un vasto sector del casismo tradicional que pensaba en una renovación dirigencial. Por lo menos, eso también se había discutido.

Luna Corzo cedió su candidatura para que Madera sea la única en la boleta oficial. Su agrupación también salió gravemente herida, ya que los jóvenes que confluyen en ella entendieron que era su tiempo.

Y así también muchas mujeres que ya no pasan por la sede del PJ y se recluyeron en el solitario Beder Herrera para ilusionarse en la continuidad del peronismo en el gobierno.

Ahora todos irán a la cancha con las famosas colectoras, que fueron reafirmadas por el Tribunal Electoral que preside en la provincia, el juez Luis Brizuela, cuyo hermano Délfor, alias Pocho, es candidato a concejal por una colectora.

Toda una perla judicial para objetar esa situación en un sistema electoral vetusto y con una población alejada de las peleas redundantes de la política riojana.

Julio Martínez y Beder Herrera ya recorrieron la provincia como candidatos a gobernador.

Desde el lunes lo hará Ricardo Quintela que tendrá que empezar a construir su propio poder en desmedro del saliente Casas, que cada día se le hace más difícil tener el control: lo intentará con la caja hasta el 10 de diciembre, mientras tanto debe pagar salarios y otorgar un aumento salarial a los docentes en épocas que la coparticipación es baja.