Quintela Gobernador y Puy Soria al poder vs Beder Herrera; todos los demás meros espectadores

La tarde noche del 17 de octubre puso blanco sobre negro sobre la interna personal que se da en el Partido Justicialista de La Rioja. Aquí los actores no son el gobernador Sergio Casas, el diputado provincial Ricardo Quintela o su par Teresita Madera, la puja pasa por otro lado.

Un chileciteño y un famatinense se verán las caras en las elecciones del 27 de octubre. Se trata del secretario de Relaciones Institucionales, Ariel Puy Soria, y el diputado nacional Luis Beder Herrera que en el día de la Lealtad midieron fuerzas en actos por separados.

Puy Soria en su calidad de jefe de campaña de Quintela puso todo en el asador en el complejo de la UOM para enviar un mensaje al peronismo. En esa convocatoria no estuvo Casas ni el quintelismo puro, solo el diputado provincial como candidato a gobernador.

Beder Herrera en un acto organizado por la CGT de Jorge Reynoso también hizo lo suyo al subir al escenario a dos contrincantes por la Intendencia: Alberto Paredes Urquiza y Néstor Bosetti.

Aquí nada habla de Julio Martínez ni del propio Mauricio Macri, ya que es una pelea donde los funcionarios provinciales decidieron esconderse por las esquirlas, mientras que el quintelismo puro quedó como mero espectador.

Puy Soria se jugó en todo por Quintela y por eso se transforma como el natural jefe de Gabinete en un posible gobierno que debería arrancar el 10 de diciembre. De esa forma, se da la lógica Quintela Gobernador y Puy Soria al poder.

Al tiempo que Beder Herrera se juega su prestigio político que viene desde 1983 para pelear contra la estructura gubernamental que él supo administrar.

Aquí tampoco están Alberto y Cristina, es decir la boleta larga, en la pelea personal del peronismo gobernante con un radicalismo agazapado para tomar el control de la provincia.

No vale ni el juego de las encuestas, que por ahora están bajo cuatro llaves, ya que la trifulca pasa más allá de cualquier análisis político.

Beder Herrera conoce a Puy Soria y viceversa ya que han compartido los secretos del poder cuando se conocieron en Chilecito. Ni los intendentes y diputados son actores de reparto en la novela electoral peronista.

Ni Casas entiende lo que pasa que se excusó en la noche del jueves de ir a la comida de Ariel por cansancio. Había participado del acto de la Lealtad con los Fernández en La Pampa, aunque la noticia fue el uso del avión de la provincia para asistir a una convocatoria partidaria.

El día de la Lealtad solo fue un lindo recuerdo dentro del peronismo, ya que las traiciones en el oficialismo riojano han estado y están al orden del día.

Se acerca el 27 de octubre y La Rioja mirará como se desangra el peronismo por el poder. Julio Martínez disfruta la pelea personal entre “El Beder” y “El Ariel”.