Sociedad

El lunes 2 de marzo tendría que arrancar el boleto estudiantil gratuito

El gobierno provincial tendría que poner en marcha a partir del lunes 2 de marzo el boleto estudiantil gratuito, según se había comprometido el gobernador Ricardo Quintela en su campaña electoral.

Al final de su gestión en la Municipalidad de la Capital, Quintela lo había implementado y luego por el desfinanciamiento de las cuentas públicas desapareció de la administración municipal de Alberto Paredes Urquiza.

Más tarde, el servicio del transporte urbano de pasajeros que brinda la empresa San Francisco pasó a manos del gobierno provincial.

Identificado como BEG, el boleto estudiantil gratuito es una política quintelista reimpulsada por la secretaria de Transporte, Alcira Brizuela.

A pesar de que debería cubrir la demanda estudiantil en toda la provincia, Brizuela aclaró días pasados que solo se limita al departamento Capital para todos los niveles educativos: primaria, secundaria, terciaria y universitaria.

Días pasados, la titular de Transporte explicó que “este boleto está dirigido únicamente para el transporte urbano de pasajeros que es la masa más grande que tenemos en la Capital. El chico del interior que viene a estudiar, tendrá su beneficio en caso de vivir en capital, de ir todos los días a la universidad, pero no será dirigido al transporte interurbano”.

 De esa forma, la política generará malestar en el interior provincial, salvo que haya excepciones cuando se aplique desde la Casa de Gobierno.

Actualmente, La Rioja tiene una de las tarifas más baja en el boleto, mientras que en Chilecito existe problemas con el servicio que presta la empresa Ariel, quien aduce que no cubre los costos.

Mientras está el compromiso de no modificar la tarifa, es un problema para las arcas del Estado.

Finalmente, Brizuela informó días pasados que “en 2019 el fondo de trasporte se ha repartido en 12 cuotas de aproximadamente 4 millones por mes y este año no se ha aumentado el subsidio”.

Categorías:Sociedad