Economía

Entre enero y marzo se deben blanquear $3.000 en los salarios de los estatales

Mediante el decreto 625 del 11 de julio de 2019, el entonces gobernador Sergio Casas había establecido que en los primeros tres meses de este año se deberían blanquear $3.000 en los salarios de los empleados públicos.

Tras que Casas otorgó un incremento salarial, el decreto precisó que $3.000 no remunerativos se convertirán en remunerativos a partir de enero $2.000 y en marzo $1.000.

De esa forma, extendió los alcances del decreto al nuevo gobierno, que hoy está a cargo de Ricardo Quintela.

Fue cuando el ex gobernador otorgó un aumento de $5.500 pesos no remunerativos a los empleados públicos en dos partes.

Se pagaron $4.000, $2.000 con el sueldo de julio y $2.000 con la Quincenita de agosto. Y otros $1.500 pesos que se abonaron $1.000 con el sueldo de octubre, en los primeros días de noviembre; y $500 con la Quincenita de octubre.

La decisión fue adoptada en base a las políticas salariales establecidas mediante el decreto N° 625. Con ese incremento, el sueldo mínimo de bolsillo pasó de $15.850 a $21.350.

Otros ejemplos de los sueldos de distintas categorías testigo. Una categoría 13 pasa de un sueldo de 17.100 a 22.600; la Categoría 20 pasa de 19.700 a 25.210 pesos; la Categoría 24 (con título secundario) pasa de 22.900 a 28.410 pesos; una Categoría 22 (con título universitario) pasa de 33.500 a 39.100 pesos.

Según Casas con ese incremento sumado al 15% otorgado en marzo de 2019, alcanzó un aumento del 47% promedio anual en los sueldos estatales.

Categorías:Economía