Economía

El gobierno de La Rioja confirmó que no está en operaciones el Parque Eólico Arauco

El gobierno de La Rioja confirmó que no está en operaciones el Parque Eólico Arauco, ubicado a pocos kilómetros de Aimogasta, que recibió un crédito de 300 millones de dólares (200 millones de dólares y luego otros 100 millones de dólares) y el lunes pasado no pudo pagar la primera cuota de los intereses de 14 millones de dólares.

“Esperamos que entre en operación comercial en marzo”, dijo el jefe de Gabinete Juan Luna Corzo en diálogo con Ámbito Financiero.

Al respecto, se esperanzó que “a partir de ahí se empiezan a devengar divisas, con una estimación de 45 días para recibir los pagos. Podríamos tener algún ingreso para el próximo cupón que vence en agosto pero aún así la perspectivas para adelante es que hay que renegociar”.

Lua Corzo enumeró como un problema lo “vinculado al financiamiento de la construcción y puesta en marcha del parque eólico, a través de una empresa estatal que fue adjudicada en las licitaciones de RenovAr. Para ese proyecto se tomó la deuda en dólares. El parque eólico tuvo demoras principalmente causadas por las dificultades del país en estos dos años. Entonces, el flujo de ingreso de divisas hoy no lo tenemos y se complicó el panorama”.

El gobierno de La Rioja decidió no pagar un vencimiento de intereses de u$s 14,7 millones de un bono y se abrió un plazo de negociación de 30 días para que la provincia del mandatario peronista Ricardo Quintela no entre en default.

Se trata de un bono por u$s200 millones lanzado en 2017 a tasa fija de 9,75% en dólares, a un plazo de 8 años y con una amortización en 4 pagos con vencimiento en 2025.

Al momento de la colocación, el entonces gobernador Sergio Casas (también PJ) celebró por tratarse “del primer bono verde de la historia argentina”, ya que los fondos se utilizaron para la puesta en marcha de un parque eólico.

Ahora, el gobierno riojano prefirió no pagar los intereses y abrir la ventana de 30 días hasta el 24 de marzo para renegociar condiciones con los bonistas. El primer vencimiento de capital de este bono será recién en 2022. Las esperanzas de la gestión de Quintela es garantizarse un interés menor al actual 9,75% en dólares.

Asimismo, en un comunicado a la Bolsa de Luxemburgo, la administración de Quintela indicó: “Sin perjuicio de su voluntad de honrar el pago del cupón de intereses antes mencionado, la Provincia iniciará consultas con sus tenedores de bonos con miras a definir medidas que establezcan sus compromisos financieros en moneda extranjera en un nivel sostenible consistente con una ruta de resultados primarios realistas”.

En el caso riojano, el comunicado dirigido a Luxemburgo añade: “Como se sabe públicamente, la economía argentina enfrenta desafíos que han deteriorado significativamente la capacidad de pagar el capital y los intereses de la deuda pública. En consecuencia, el gobierno nacional declaró que restauraría la sostenibilidad de la deuda pública regida por la ley extranjera como un objetivo prioritario para la Argentina y ha indicado su intención de iniciar un proceso con el objetivo de establecer sus obligaciones financieras en un camino sostenible. La provincia no está exenta de las dificultades mencionadas y, como el gobierno nacional, debe enfrentar estas limitaciones de manera responsable”.

En los próximos 30 días un grupo de seis provincias deberán definir si pagan vencimientos de deuda por USD 105,3 millones o si entran en un proceso de discusión con los bonistas por avanzar en un reperfilamiento. Seguramente buena parte de ellas avanzará por este último camino y utilizará el plazo de 30 días que corren entre el vencimiento y la caída en default, por lo menos así lo pide el equipo del ministro de Economía, Martín Guzmán, a cada uno de sus pares provinciales que pisan el Palacio de Hacienda.

Categorías:Economía