Economía

Para Fitch, La Rioja puede pagar su deuda y coquetea con el default para presionar a los bonistas

Un informe de Fix SCR, la afiliada local de la agencia calificadora Fitch Ratings, señaló este jueves La Rioja está en condiciones financieras de pagar el bono que viene postergando y que la decisión de coquetear con el período de gracia es un movimiento político para inducir a los acreedores a renegociar. En su opinión, en términos generales todas las deudas de las provincias son manejables en 2020 aunque con desafíos, con la excepción de la provincia de Buenos Aires.

En el reporte, la calificadora analizó que “los sub-soberanos (provincias y municipios) se enfrentan, en el marco de la reestructuración de deuda, al dilema de cumplir o incumplir sus compromisos bajo los bonos emitidos”. En este sentido, como consignó LPO, ya Daniel Marx había advertido que para muchas provincias podían salir mejor paradas si no se plegaban a la estrategia de reestructuración o default del gobierno nacional.

Fue esa, de hecho, la estrategia utilizada por la Ciudad de Buenos Aires, Córdoba, Salta, Entre Ríos, Chaco, Formosa y Neuquén pagaron todos los intereses de 2020 en tiempo y forma sin recurrir al plazo de gracia excepcional de 30 días incluido en los contratos.

Para Fitch, las provincias podrían “buscar mejores condiciones y hasta en algunos casos forzando la renegociación ante la falta de pago en tiempo y forma”, como se observó en la decisión de Kicillof de prorrogar su pedido de psotergación del vencimiento del pago del capital de BP21 hasta el último día antes del período de gracia (o “de cura”) antes de la formalización del default.

En particular, la calificadora detalló que “FIX entiende que La Rioja cuenta con los fondos necesarios para afectados para afrontar el pago y la decisión de hacer uso del período adicional obedece a la búsqueda de renegociación con los inversores”.

En su opinión, “una renegociación de la deuda inducida bajo la falta de pago habla negativamente de la voluntad de pago del emisor”, lo que se manifestará en una menor calificación de la deuda incluso si cumple efectivamente con el pago.

“En dichos casos, si se cumple con el pago de la deuda dentro dentro del período de gracia, implica que el emisor evita el incumplimiento, la calificación subirá pero difícilmente vuelva a sus niveles originales. Ello se debe aque las calificaiones son una opinión sobre la capacidad y la voluntad de pago de un emisor para cumplir con sus obligaciones en tiempo y forma. Los antecedentes sobre las políticas de deuda de la entidad impatan en la percepción de riesgo de un emisor independientemente de su posición de liquidez y solvencia y son ponderados en la calificación”, agregó al tiempo que recordó que solo el hecho de entrar en el período de gracia deja a los bonos en un rango apetitoso para los fondos buitre.

Los datos de la calificadora muestran que en 2020 “no existen importantes vencimientos de capital de deuda desub-soberanos; sin embargo, existen casos particulares de entidades muy ajustadas crediticiamente. Los vencimientos de capital para este año de los emisores monitoreados por FIX y Fitch ascienden aproximadamente a $120.311 millones (equivalente a USD 1.800 millones a un tipo de cambio de $64) con alta exposición cambiaria dado que el 90% es en moneda extranjera”.

De esos 1.800 dólares, se corresponden exclusivamente a la provincia de Buenos Aires. En cambio, para el resto la situación es más llevadera: “La mayoría de las Provincias y los Municipios enfrentan servicios de intereses cuyo peso dependerá de la denominación de la deuda ante la fuerte depreciación del peso en 2018 y 2019 y de la flexibilidad fiscal-financiera de cada emisor”, consideró Fix.

Como advirtió LPO, a partir de 2021 las cosas cambian y es Córdoba la que pasa a concentrar obligaciones más cuantiosas por el vencimiento de su bono bullet por 725 millones de dólares.

Los desafíos para 2020

Si bien para la calificadora los 1.800 millones de deuda no son un problema en líneas generales, reconoce que la situación de las provincias y los municipios es complicada. Esto lo reflejó en la perspectiva negativa que asignó a sus calificaciones. Entre las consideraciones estaban la falta de definiciones del gobierno nacional sobre los lineamientos macroeconómicos y la reestructuración pendiente de la deuda externa.

“El actual contexto económico mundial agrava la situación de aquellas jurisdicciones con mayor concentración de sus ingresos propios relacionados a la producción y/o extracción de commodities dada la fuerte evolución negativa de los precios internacionales y una menor expectativa de actividad económica global”, apuntó Fix.

Categorías:Economía