Panorama político: Un doctor llamado Gastón

Publicado por

Gastón Mercado Luna es actualmente secretario general de la Gobernación y designado juez del Tribunal Superior de Justicia. El funcionario del gobernador Sergio Casas, de origen radical, llegó al máximo tribunal, a través de un tratamiento express en la Legislatura, controlada por el bloque de diputados Justicialista, que preside Hugo Páez (Felipe Varela), que a su vez reemplazó a Marcelo del Moral (Castro Barros).

Mercado Luna llegó a la Justicia, aunque continúa con secretario, debido a la posibilidad de una avanzada política cuando la lucha interna peronista entre Casas y el ex gobernador Luis Beder Herrera estaba a pleno. Pero el mandatario provincial está a gusto con el secretario que maneja la cuestión administrativa del Gobierno y tiene fuerte presencia en las discusiones políticas, que no es lo mismo en los temas partidarios, ya que él no es del Partido Justicialista.

El radical tratará de extender aún más su asunción como juez, ya que está a próximo a vencer el plazo impuesto por el Palacio de la Justicia. Si eso no sucedería, se abrirá una fuerte pelea por ese estratégico cargo, ya que un sector del casismo pretende un perfil político y el propio Mercado Luna que sea netamente técnico con Analia Porras.

Una parte de la mesa chica pretende que el ministro de Producción, Fernando Rejal, vuelva a recorrer el primer piso de la Casa de las Tejas.

Hoy por Mercado Luna pasa casi todo, hasta el cuadro tarifario de la empresa energética EDELaR  debido a la confianza del gobernador.

La injerencia chileciteña en los actos de gobierno han alertado a un vasto sector de la dirigencia capitalina, al sostener que el diálogo a la vuelta de la Plaza 25 de Mayo no es similar al de la Plaza Caudillos Federales.

DK6HgYbX0AAgyFM

Mercado Luna, abogado y ex legislador provincial y nacional, no descarta como otros que Casas sea el candidato natural del PJ, pese que la Constitución hoy no se lo permite, salvo que haya una modificación. Solo los íntimos casistas conocen la estrategia y fueron los impulsores que el gobernador recorra la provincia con una función institucional y en la tarde noche como político, a raíz que es el presidente del Consejo Provincial del Partido Justicialista.

Este jueves se inició esa estrategia en Chilecito, adonde confluyen la intendenta Silvia Gaitán y Rejal, como así también el diputado Lázaro Fonzalida, para dar muestras de unidad, en caso que haya que trabaja por esa hipotética candidatura del representante de San Blas de los Sauces.

El 17 de octubre es otra fecha clave, ya que Casas tiene la invitación del gobernador Juan Manzur para asistir a un acto en Tucumán, mientras que el peronismo local pretende que encabece una reunión dirigencial en Chamical, con el mismo sistema chileciteño: todos sentados en una misma mesa.

Casas busca conocer de primera mano si existe un compromiso público para ir por la audaz reelección, al destacar que la Carta Magna es el impedimento legal. Por eso, le pidió a los suyos ir paso a paso para no cometer errores. Este tema se habló con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, que luego se lo informó al presidente Mauricio Macri.

Claro está que todavía la oposición no se ha pronunciado fuertemente ante una salida reeleccionista del gobernador, que viaje cotidianamente a los despachos macristas por el presupuesto nacional.

Consolidado el bloque de diputados, a través de Páez, y con el acompañamiento de los jefes comunales aliados, el gobierno transita su último año. Mercado Luna tendría que ir a ocupar un despacho en el Palacio de Justicia y Casas ve que se daría una “carnicería” por el cargo gubernamental vacante.

Sin embargo, la lógica indica que los cargos se ocupan por ignotos: como pasó con Juan Santander al reemplazar a Griselda Herrera en el Ministerio de Desarrollo Social. La llegada del joven bloqueó cualquier avanzada de otros históricos dirigentes por ese lugar y así los dejó sin caja para cualquier candidatura el año que viene.

El año que viene son las elecciones. El ministro de Gobierno, Alejandro Moriconi, es un técnico en una cartera que debería ser política. No conoce qué sistema electoral se aplicará, pese que está a pleno el sistema de colectoras y si las elecciones se adelantarán. Su función solo ha sido de contención por la grieta en la escuela de Policía.

Por eso, el gobierno tendrá mucho trabajo y especialmente algunos funcionarios que deberán gestionar y hacer política, hablar de eso que no se escucha y tomar decisiones.

La primera definición: si un doctor llamado Gastón se va o se queda.