La policía del agua multará a los vecinos que derrochen el vital elemento

Publicado por

 

En razón del alto consumo demandado en el período estival y con el objetivo de propiciar el cuidado y uso racional del recurso hídrico, la empresa Aguas Riojanas SAPEM y el Instituto Provincial del Agua (IPALAR) continúan trabajando de manera conjunta, potenciando las tareas de la policía del agua.

Estos equipos de operarios están facultados para actuar constatando infracciones cometidas por usuarios en el mal uso del servicio de agua potable. En esos casos, los mismos procederán a labrar las actas de las multas correspondientes sobre las siguientes infracciones:

Las prohibiciones durante todo el año, las 24 horas del día, contemplan riego de calles pavimentadas con agua potable, por cualquier medio (balde, manguera, etc.); lavado de veredas y automóviles con agua potable mediante manguera y/o hidrolavadora; y uso de agua potable extraída por medio de conexiones clandestinas.

En cuanto a las restricciones que corresponden al período estival, de 8:00 a 22:00 hs., consisten en riego con agua potable mediante manguera, hidrolavadora o sistemas de aspersión; riego de jardines, riego de calles no pavimentadas, llenado de piletas, y otros usos abusivos.

También serán sancionadas las conexiones clandestinas, fugas internas, contaminación de aguas, colocación de bombas succionadoras, obstrucciones y/o alteraciones de canales, acequias y acueductos; sustracción y/o disminución de canales, acequias y acueductos, entre otros.

Al momento de detectar alguna infracción, el personal de la policía del agua procederá a indicar la ubicación del lugar y también el relevamiento de los datos de los medidores de agua y/o luz para labrar la multa, y en los casos que sean posibles se tomarán fotografías de las situaciones de infracción.

La multa será entregada al infractor o se dejará copia en su domicilio, contando éste con cinco días hábiles para realizar el descargo y ejercer su derecho a defensa. Vencido el plazo o si el descargo realizado no fuere favorable al infractor, se generará la multa que puede ser abonada en el momento o con la próxima factura del servicio.

El valor de la multa en primera instancia es de $361, 60. Infracción en reincidencia, se computa el valor doble $723,20. A la tercera infracción, la multa se sancionará con el doble de la anterior, en un valor de $1.446,40. Si la infracción reincide a la tercera instancia, se determinará la restricción del servicio de agua potable.

Las acciones de la Policía del Agua apuntan a lograr un uso racional del vital elemento. La realidad hídrica de nuestra provincia no solo depende de la naturaleza de las lluvias y los esfuerzos técnicos electromecánicos, sino que también de la colaboración, solidaridad y buenos hábitos de los usuarios del servicio.

Mas aún, teniendo en cuenta que para nosotros es un recurso no renovable, ya que casi la totalidad del volumen empleado corresponde al agua subterránea, la cual es de difícil y costosa gestión, por los valores que implican su detección y extracción, con el uso imprescindible de la energía eléctrica.