La Ley de Lemas sólo beneficia a la oposición del gobierno

Publicado por

El silencio de Sergio Casas desespera al peronismo como la oposición. El gobernador todavía no firmó el decreto de convocatoria a elecciones provinciales, mientras que la Legislatura -controlada por el oficialismo- dio entrada a un proyecto para reinstalar la Ley de Lemas.

Casas tiene dos borradores de decretos en su despacho: uno sobre el llamado a comicios, tras la suspensión del 12 de mayo; y otro para vetar la Ley de Lemas, en caso que el bloque de diputados justicialista la sancione en el Poder Legislativo.

¿El gobernador vetará la Ley de Lemas? Esa es la decisión política tomada por el primer mandatario, ya que la reinstalación de esa modalidad sólo beneficia a la oposición del gobierno.

Luis Beder Herrera entusiasmó a un grupo minúsculo de legisladores para que la impulsen, con el fin de modificar la Ley Electoral. Pese que está vigente el fallo de la Corte a favor de la Ley de Lemas en Santa Cruz, la Casa de Gobierno no la avala, ya que pone en igualdad de condiciones a todos aquellos que tengan casi dos dígitos en los sondeos, pero que en la realidad no tienen ninguna posibilidad en las elecciones.

Beder Herrera aseguró que no quiere reelegirse como diputado nacional, mientras impulsa la unidad del peronismo. Pero su accionar queda dentro de ese círculo, ya que los intendentes y diputados se reportan al primer piso de la Casa de las Tejas. No cuenta con una estructura para afrontar un proceso electoral caro (dice que no tiene dinero para una campaña).

Desde su casa, el ex gobernador también entusiasmó al intendente Alberto Paredes Urquiza para que se transforme en el candidato potable del peronismo, más allá que desfila con la alianza macrista Cambiemos.

El nexo entre Beder Herrera y Paredes Urquiza es el vicegobernador Néstor Bosetti, que todas las semanas lo visita en alguna mañana. Bosetti también habla con el senador de Cambiemos, Julio Martínez, y hace su juego para llamar la atención al despacho del gobernador, con quien volvió a dialogar.

Casas lo dijo en el último encuentro en la Residencia Oficial que la Ley de Lemas es letra muerta y lo planteó a los diputados, el mismo día de la presencia del consultor Mario Riorda.

Este martes, el sauceño dijo que la Ley de Lemas “es una herramienta válida, son las reglas del juego y hay que respetarlas. Están, tenemos un sistema electoral que está vigente. No se trata de que yo quiera o no quiera”.

¿Qué busca Casas? Que la Ley de Lemas no vuelva a poner a La Rioja en las tapas de los diarios nacionales, ya que es un sistema añejo.

El gobernador camina con las elecciones provinciales hacia octubre o cerca de ese mes, con el firme propósito que el peronismo riojano haga un buen trabajo en las elecciones nacionales PASO. Por eso, el esquema del Peronismo Federal, a través de la Liga de Gobernadores, debe estar bien aceitado y con un candidato presidencial que genere expectativas electorales.

La lista de candidatos a conformar la fórmula del peronismo oficial saldrá de los nombres conocidos bajo el conocimiento que Martínez está instalado como candidato del presidente Mauricio Macri y nada hace cambiar la primera decisión que tomó la Casa Rosada; mientras que si el radical sale a la cancha, Paredes Urquiza buscará reelegirse como intendente. De esa forma, los comicios provinciales se polarizarán entre el PJ oficial y Cambiemos maristas.

El poder como perfume de mujer está intacto, aunque será una decisión consensuada entre aquellos que están dispuesto a pelear por el poder provincial sin doble discurso. Son horas decisivas para delinear la estrategia electoral casista.

Sólo un dato para los desesperados: en caso que las elecciones provinciales sean con las nacionales, Casas tiene tiempo para convocarlas hasta casi a fines de julio. Falta poco, pero falta mucho.