Por la recesión, las segundas marcas ya representan el 43% del consumo

Las segundas marcas lograron un fuerte avance en ventas en el último año y ya representan el 43% del consumo, en medio de la recesión, según un estudio de una consultora privada.

   Conocidas también como “marcas blancas”, muchas surgieron durante la crisis del 2001, y lograron ganarse un lugar, de acuerdo con un reporte de la consultora Focus Market.

   El tema del consumo de segundas marcas volvió a concentrar el interés luego de que la candidata a vicepresidenta del Frente de Todos, Cristina Kirchner, se quejó de que la crisis económica obliga a los argentinos a consumir productos de menor calidad, a los que englobó como “marcas pindonga y cuchuflito”.

   “Desde 2016 a 2019 las marcas mayoristas y económicas pasaron de una participación del 32,6% al 42,8% en unidades, y del 21,5% al 27,7% en facturación”, dijo el director de Focus Market, Damián Di Pace.

   Dentro del TOP 3 de categorías con mayor participación de segundas marcas están el puré de tomates (38%), las conservas (26%) y los enlatados de pescado (13%).

   En medio de la recesión, las únicas marcas que crecen son las más baratas.

   El relevamiento de Focus Market muestra que en los últimos tres años las ventas en unidades de las marcas caras cayeron 3,8%, mientras que las de precio medio se redujeron 6,5%, cuando las marcas baratas aumentaron 9,7%.

   Los productos en los que más han crecido las segundas marcas son cervezas con el 27%, gaseosas (20%), harinas (17%), salchichas (13,8%) y aceite (10%).

   Laboratorios Ecovita es una de las pymes argentinas que logró crecer en este contexto.

Elabora una línea de 70 productos para limpieza del hogar y cuidado de la ropa.

Fundada en 2001 por los hermanos Julián y Guido Mellicovsky funcionó durante los primeros años exclusivamente como proveedora de productos de marca blanca para los principales supermercados del país, hasta que en 2015 lanzó su propia línea bajo la marca Ecovita.

   Emplea a 68 personas en su planta en Villa Maipú, partido de San Martín, y durante 2018 experimentó un crecimiento del 50% en la facturación.

   “Optamos por no trasladar la totalidad de las subas de costos, para que los precios de nuestros productos se mantengan en niveles accesibles y acordes a lo que puede pagar el consumidor hoy”, dijo Julián Mellicovsky, director de Ecovita.

   Destacó que los productos de la empresa “están entre un 10% y 30% más baratos que un producto de primera marca y la calidad es muy buena. Si bien el consumo general en el país sufrió una caída, nosotros pudimos sostener nuestro crecimiento mediante una mayor cobertura en tiendas y zonas del país”.