Paredes Urquiza entre la espada y la pared: Salir solo o sumarse a una alianza anti Q

El intendente de la Capital, Alberto Paredes Urquiza, quedó entre la espada y la pared, luego que el gobernador Sergio Casas bendijo a Ricardo Quintela y el diputado nacional Luis Beder Herrera ratificó su candidatura a la gobernación.

Paredes Urquiza se había ilusionado que podría ingresar otra vez a la Casa de Gobierno, tras el almuerzo con la intendenta de Arauco, Florencia López, y el oxígeno financiero de $11 millones enviados por la provincia al municipio capitalino.

Sin embargo, como el propio casismo, el jefe comunal capitalino se sorprendió con la decisión electoral de Casas.

Aunque Paredes Urquiza insiste con su candidatura a la gobernación por el partido Encuentro por La Rioja tiene dos grandes problemas: estructura y financiamiento. Por eso, Beder Herrera le dejó abierta la puerta para conformar una alianza anti Q, es decir con cimientos peronistas y lejos del presidente Mauricio Macri.

Previo a la PASO, el intendente rompió con su socio, el senador macrista Julio Martínez. Incluso se especulaba con la posibilidad de que vaya a una interna con Martínez, que finalmente no sucederá.

“Paredes Urquiza va a jugar con nosotros. No quiere saber nada más con Macri ni con Martínez. Sería un apoyo importante”, anticipo el ex gobernador en declaraciones a El Cronista Comercial. Aún hay tiempo para las definiciones. El 7 de septiembre se presentarán las listas de candidatos provinciales.

La Rioja, junto con Catamarca y Buenos Aires, será una de las tres provincias que elegirá gobernador el próximo 27 de octubre. Es decir, lo hará de forma conjunta a las elecciones nacionales, a diferencia del calendario desdoblado.

En las primarias del 11 de agosto, el Frente de Todos alcanzó el 52% de los votos en la categoría presidente. Por eso, se espera que el candidato a gobernador que vaya con esa lista corra con ventaja en las generales.