Con Bullrich, Martínez mete la problemática de la droga y le apunta al peronismo dividido

Días pasados, el senador nacional radical y candidato a gobernador Julio Martínez afirmó que los punteros del peronismo venden drogas en los barrios de La Rioja. Se tomó como un hecho más de campaña y todos miraron para otro lado: hasta la justicia federal.

Martínez fue ministro de Defensa del presidente Mauricio Macri y no es un político más en la provincia: maneja información sensible.

Este miércoles, el radical meterá la problemática de la venta de droga a solo 11 días de las elecciones provinciales y lo hará junto a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien tiene a cargo la Gendarmería.

No es una visita más sino está seleccionado el funcionario nacional, ya que la plana mayor de la Casa Rosada podría haber llegado a La Rioja.

La droga ha ganado espacio en los barrios y en los jóvenes, a través de embarques que han sido trasladados desde el norte argentino o por otras rutas. Mensualmente se conocen procedimientos en provincias norteñas donde se informa que el destino de la droga era para La Rioja.

También hubo secuestros de importantes cantidades en la provincia y por eso, el senador apunta directamente al peronismo dividido que hoy lleva dos candidatos a gobernador: Ricardo Quintela y Luis Beder Herrera.

En la rueda de prensa que dio este martes en el hotel Avant, Beder Herrera anunció que si llega a la gobernación constituirá una secretaría contra las drogas.

Lo que dijo Martínez es gravísimo, ya que sus palabras llegan a la profundidad del corazón de la ciudadanía que sabe del avance de esa problemática, que para algunos es un negocio millonario.

Bullrich le dará el apoyo político este miércoles a Martínez, previo a realizar una agenda institucional. Y dejará un mensaje claro para quienes venden droga y sus complices en La Rioja.