Economía

El que no llora, no mama: $3.000 millones de coparticipación en enero

En La Rioja existen muchos misterios: uno de ellos es el monto real que se destina al pago de haberes de los empleados públicos. Los últimos gobernadores coinciden en algo: que más del 90% de los recursos es para pagar salarios. Sin embargo, nunca se hizo pública la planilla detallada.

El gobernador Ricardo Quintela asumió el 10 de diciembre e hizo frente al pago del medio aguinaldo y la Quincenita. Luego del pago del sueldo de diciembre y anunció un bono dividido en tres cuotas.

En ese aspecto, Quintela reclamó una deuda al gobierno de Alberto Fernández por recursos extracoparticipables. Pero pertenece a la presidencia de Mauricio Macri con la administración de Sergio Casas.

En la última visita a Chilecito, el gobernador informó que le habían enviado una parte de esa deuda.

A un día del cierre de enero, el primer mes del año, la Gobernación de La Rioja recibió $2.922.808.200 en concepto de coparticipación federal. En otras palabras, $3.000 millones. Dinero fresco que comenzó a manejar el quintelismo para los gastos del Estado.

En el mismo mes del año pasado, Casas había recibido $2.156.970.100. Es decir que hubo un incremento de unos $800 millones.

Claro está que el gobierno provincial dirá que no va de la mano con la inflación. Pero el Estado no transfirió en la misma medida esos fondos a los empleados estatales para centrar la discusión sobre un incremento salarial.

Por eso encuadra la expresión ‘El que no llora, no mama’, cuya procedencia viene cuando los niños pequeños todavía no hablan (sobre todo los bebés) y que reclaman su comida (el mamar la leche del pecho materno o biberón) a través del llanto.

Llorando es como se comunican y a través del los diferentes tonos del llanto los padres pueden distinguir si lo que tiene es hambre, sueño o alguna molestia o dolor.  Por lo tanto, si un bebé no llorase cuando tiene hambre no podría recibir su ración de alimento.

Categorías:Economía