Se me murió mi primer sponsor

Publicado por

Era un adolescente cuando fui a cubrir mi primer evento deportivo: el Rally 24 horas de Jesús María. Me había llevado el dueño de una mina de cuarzo de Serrezuela por un pedido especial de un sponsor.

Al finalizar la carrera apareció el remis que me traería de vuelta a mi casa. No lo había pensado que si eso no sucedía, no tenía posibilidades de regresar.

Ese remis era mi padre que me había ido buscar en su camioneta en lo que sería mi primera aventura periodistica al salir por teléfono con informes para Radio Edén de La Falda desde el campo de la doma adonde funcionaba el bunker de la competencia.

Desde ese día no pararía hasta hoy en hacer periodismo. Ese gesto fue una marca a fuego por esta pasión.

Hoy mi padre se fue de este plano con sus virtudes y errores transformándose también en mi primer fans (por lo que me contaban conocidos).

Apoyando también mis locuras en los inicios, y hasta corrimos un rally de camionetas por esa pasión que nos unía y organizamos una carrera de motos.

Y recuerdo que además llevamos un auto de carrera a Catamarca para subir juntos por El Portezuelo.

Muchas historias en mi adolescencia luego derivaron en transmisiones de rally (hasta hizo de móvil para Radio Punilla de La Falda).

Siempre cerca con su estilo de ser ni mejor ni peor. Posteriormente el destino nos separó, aunque radio Cadena 3 nos mantenía cerca por escuchar una voz familiar en su vieja radio.

Era el vidriero del centro del Valle de Punilla que trabajó en la mayoría de las grandes colonias que además le gustaba el automovilismo como a su hijo.

Se murió Eduardo Nicolás German, mi primer sponsor, mi primer fans, mi padre. Gracias por todo: muchos de mis logros fueron por ese primer día de esa cobertura periodística que ya pasaron unos 30 años.