Reclaman a la Nación medidas urgentes para salvar la industria local

La situación del Parque Industrial es compleja e insostenible para las empresas locales. En este sentido, el ministro de Planeamiento e Industria, Rubén Galleguillo, reclamó al Gobierno Nacional intervenir de manera urgente con políticas activas para resguardar las industrias y sobre todo, las fuentes laborales.

Explicó que las políticas que la Nación lleva adelante y que tienen que ver con la presión impositiva, la ausencia de crédito favorable para las industrias, el achicamiento del mercado interno, la apertura de las importaciones, está colocando a nuestras industrias en una situación que ya es insoportable. “Estamos parados en una encrucijada, si no tenemos respuestas concretas de la Nación, la crisis se va a profundizar”, enfatizó.

El ministro de Planeamiento e Industria, Rubén Galleguillo, recorrió este jueves la empresa textil Colortex S.A; junto al secretario de Industria, Luis Bustillo; la secretaria de Trabajo Miriam Espinosa y  el responsable de la empresa, Pablo Cah.

En la oportunidad, el ministro hizo un fuerte reclamo al Gobierno Nacional ante la difícil situación que atraviesan las empresas del Parque Industrial, a la que calificó como “grave e insostenible”. “Las circunstancias que están asentadas en la política económica nacional afectan el desarrollo industrial y las fuentes laborales en la provincia, necesitamos que se instrumenten de manera urgente todas las medidas de políticas activas y los reclamos concretos para evitar profundizar las complicaciones de nuestras industrias”, enfatizó.

El titular de Industria sostuvo que el parque industrial le demandó a los riojanos muchos años, muchas décadas de esfuerzo y sacrificio, para constituir uno de los polos más importantes del norte argentino y también hacer de La Rioja un polo textil de referencia en el país y en Latinoamérica.

“Pero ahora, hay toda una situación que está aquejando a nuestro parque industrial, a nuestras economías regionales, a nuestras pequeñas y medianas industrias, a los sectores productivos y tiene que ver con la presión impositiva, la ausencia de crédito favorable para las industrias, el achicamiento del mercado interno, la apertura de las importaciones, el costo altísimo de las tarifas de servicios, el aumento constante del costo de flete; todo esto está colocando a nuestras industrias en una situación que ya es insoportable”, explicó.

En este sentido, Galleguillo pidió al gobierno nacional que definitivamente haya medidas efectivas y sostuvo que, por pedido del gobernador Sergio Casas, se realizó la invitación al ministro de Trabajo de la Nación, Dante Sicca, para que visite la provincia y conozca los problemas crecientes en la industria local.

“Estamos parados en una encrucijada, si no tenemos respuestas concretas de Nación, la crisis se va a profundizar. Pasaron más de tres años de gestión y las noticias no son alentadoras, no vemos la luz al final del túnel, no vemos que realmente la economía nacional pueda realmente revertir esta recesión en la cual está estancada”, expresó el ministro y agregó que “creemos que se deben revertir un conjunto de acciones y mirar al interior para que sostengamos nuestra industria, nuestra actividad productiva y sobre todo nuestras fuentes laborales”.

Al mismo tiempo, el funcionario adujo que la situación económica, devenida de las políticas de ajuste que se implementaron, están afectando a todo el parque industrial casi sin distinción; hay casuísticas que las afectan de manera diferente, pero todas están afrontando una situación muy complicada.

El ministro informó que estos temas se están tratando también a nivel regional, a través de las Cámaras Industriales del NOA que se reunieron hace aproximadamente dos meses para elevar su voz ante el Gobierno nacional y juntas exigir medidas concretas para el norte argentino.

“Por primera vez no se ve ningún futuro”

Así lo expresó el secretario de Industria Luis Bustillo, agregó que la situación es inédita, grave y que genera gran incertidumbre. “Tal vez por primera vez no se ve ningún futuro, no sabemos si tenemos que esperar un mes, dos meses, o un año o 5 años, no podemos planificar porque la situación no nos deja, porque no hay finanzas”, resaltó.

Bustillo, agregó que además hay costos rígidos, como es la presión impositiva y los aumentos de tarifas que siguen subiendo a pesar de que los ingresos siguen bajando. “Esto ha nos ha llevado a una situación en donde algunas empresas no tienen otro remedio que encaminarse a la preventiva de crisis  o concurso, entonces la situación realmente es apremiante, muy difícil, los empresarios están trabajando con los ojos cerrados porque no tienen visión para adelante y con una realidad que cambia día a día”, explicó.

Resguardar las fuentes laborales

Por su parte, la secretaria de Trabajo Miriam Espinosa expresó que “nosotros estamos trabajando permanentemente ante la situación que atraviesan las empresas, fundamentalmente en tratar de resguardar las fuentes laborales de los riojanos, acompañarlos y dar seguimiento a las diferentes realidades”. Pero, explicó que “los esfuerzos no alcanzan y la realidad nos golpea con más despidos, como el caso de Confecciones Riojanas donde 80 familias quedaron sin fuente laboral y por gestiones del Gobierno Provincial solo seis han podido ser reubicados en otras empresas”.

Finalmente, agregó que “son aproximadamente 3 mil despedidos, no podemos permitir que se agudice esta crisis, de manera urgente necesitamos que se instrumenten soluciones por parte del Gobierno nacional que tiendan a mejorar la situación de las industrias y de esa manera preservar las fuentes laborales”.