Economía

El Parque Industrial se encamina a desaparecer por la crisis

El Parque Industrial fue una genuina fuente de empleos para cientos de trabajadores riojanos y de otras provincias, especialmente en la presidencia de Carlos Menem.

El riojano logró la instalación de las principales textiles del país -con ventas en todo el mundo-, como así también de otras firmas internacionales que se instalaron a la vera de la ruta 38. Esas inversiones hicieron creer la ciudad con el diseño de los barrios Nueva Rioja y Argentino, entre otros.

Sin embargo, las fábricas -entusiasmadas con la Promoción Industrial que luego caducó- empezaron a bajar sus persianas dejando a cientos de trabajadores en la calle.

En el último año se produjo una sangría de empleos fundamentalmente por la apertura de importaciones que perjudicó a las textiles.

El Gobierno firmó un acuerdo con los empresarios para que no se produzcan despidos, que luego se ratificó por ley en la Legislatura en el marco de la crisis. No obstante, siguen quedando empleados en la calle y dejan un panorama desolador para un Parque Industrial que está en vías de desaparecer.