El peronismo con su primer amor: Cristina

Publicado por

Pasado borrado. Esa es la lógica del gobierno rumbo a las elecciones del octubre. Con los reacomodamientos en el Ejecutivo para cerrar un ciclo del peronismo, el gran objetivo es retener la Gobernación en La Rioja y que regrese el PJ a la Casa Rosada.

A 100 años del nacimiento de Evita, el casismo -como administrador político del justicialismo- deja atrás las malas decisiones políticas para enfocarse en una prédica básica: la unidad. Por este motivo, con las cartas en la mesa de su estrategia electoral hablará sin intermediarios con aquellos dirigentes del peronismo que se fueron de la Casa de Todos. Algunos son el ex gobernador Luis Beder Herrera, el vicegobernador Néstor Bosetti, el diputado no asumido Felipe Álvarez, la ex vicegobernadora Teresita Luna y el intendente Alberto Paredes Urquiza, entre otros.

En el primer piso de la Casa de Gobierno, cerca del despacho del gobernador Sergio Casas, explican a Rioja Política que “sobran cargos” en los próximos comicios y por eso, se buscará repatriar a quienes estén dispuestos.

El casismo se imagina sólo un escenario electoral: octubre con la polarización entre el presidente Mauricio Macri y la ex jefa de Estado, Cristina Fernández de Kirchner.

Previo a octubre se deben desarrollar las PASO de agosto, que se transforman en un mero trámite administrativo, ya que no hay internas en los partidos, salvo excepciones.

El peronismo oficialista, el mismo que ocupa la mayor cantidad de despachos en la Casa de Gobierno, se pondrá bajo las banderas de su primer amor: CFK.

Más allá que el senador nacional Julio Martínez, radical y el principal rostro de Cambiemos en La Rioja, trate de despegarse de Macri, será quien deba defender las políticas nacionales.

Con sondeos en manos, el casismo blanquea -lo que se habla en los café- que Cristina es la candidata a presidenta preferida por los riojanos y que Macri cuenta con casi un 75% de imagen negativa en la provincia.

Hay que recordar que en la oleada de la nueva política, La Rioja se subió y votó hace más de tres años a Macri como candidato a presidente. Hoy ocurre todo lo contrario, que es similar a otras provincias.

Todo el hilo de la historia del peronismo oficialista se conocerá en los próximos días cuando se hayan cerrado las negociaciones con los que están dentro del proyecto y con aquellos que se fueron.

Tras tallar y dar de nuevo, el gobierno pone en la mesa de potenciales candidatos a Ricardo Quintela-Florencia López o Teresita Madera-Fernando Rejal. Ese cuarteto estará en la boleta, salvo un imprevisto de última hora.

Por encima de la fórmula a gobernador y vice aparecerá el gobernador Sergio Casas como candidato a diputado nacional acompañado por una mujer -que podría ser quien quede fuera del cuarteto inicial-.

Arriba de todos, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, mientras que el peronismo podría tener dos listas a diputados nacionales, ya que se ponen en juego tres bancas, la de los macristas Héctor Olivares y Karina Molina, y del peronista Luis Beder Herrera.

El peronismo sostiene que las tres bancas serán otra vez de dirigentes que responden al oficialismo local.

En Capital, lo buscarán entusiasmar que Bosetti sea candidato a intendente junto a todos aquellos que pretendan hacer en el peronismo.

El casismo remarca: es tiempo de hacer política. En la noche del lunes se dio un primer encuentro con potenciales candidatos para octubre.