Ariel busca ser “El Beder Herrera” de Sergio en los últimos meses en el poder

El operador político del gobierno de Sergio Casas busca ser “El Beder Herrera” del casismo en el marco del armado electoral de cara a las elecciones provinciales del 27 de octubre.

Ariel Puy Soria ocupa un lugar vacío de armador en la estructura del gobernador y presidente del Partido Justicialista, que dejará su cargo el 10 de diciembre para asumir como diputado nacional.

Con un maestro político como el propio Beder Herrera, ya que fue su funcionario y confidente durante varios años, Puy Soria arma y desarma en el oficialismo.

Este martes quedó demostrado cuando sumó al vicegobernador Néstor Bosetti y dejó en la cornisa a la diputada provincial Teresita Madera.

Bosetti como Madera son candidatos a intendentes en la Capital, pero uno llevará la boleta de Alberto Fernández y Casas respectivamente.

Chamical es otro ejemplo del armado de Puy Soria, que integra el trío de la conducción oficialista junto a Griselda Herrera, secretaria general de la Gobernación, y el ministro de Producción, Fernando Rejal.

Hasta Florencia López, intendenta de Arauco, se sorprendió cómo le presta el oído el gobernador al secretario de Relaciones Institucionales, quien fue el único que apostó por la candidatura a gobernador del diputado provincial Ricardo Quintela.

Puy Soria mantiene una puja personal con el ex gobernador Luis Beder Herrera, que este lunes logró un acuerdo político con el intendente Alberto Paredes Urquiza.

El chileciteño además fue jefe de campaña del intendente en el 2015.

Puy Soria es amigo de Rejal y también de Adolfo Scaglioni, que maneja los servicios públicos de la provincia. Juega dentro de ese grupo el titular de Ambiente, el chileciteño Santiago Azulay. Todos los nombrados han sido hombres o mujeres de Beder Herrera.