La condición de Florencia López: el poder inmediatamente de la Legislatura al vicegobernador

La intendenta de Arauco, Florencia López, puso condiciones el sábado al mediodía para ser candidata a vicegobernadora por el Partido Justicialista.

Tras bajar su precandidatura a la gobernación, López solicitó al gobernador Sergio Casas que vuelva el poder real de la Legislatura a la figura del vicegobernador y que sea en forma inmediata.

De esa forma, blanqueó el temor de vivir en carne propia, en caso de llegar a la presidencia de la Cámara de Diputados, lo que pasó en su momento con Teresita Luna como vicegobernadora del ex gobernador Luis Beder Herrera y de lo que hoy pasa con Néstor Bosetti como supuesto “socio” del actual mandatario.

En el encuentro en el que se definió la fórmula, el gobernador se comprometió que en la próxima sesión ordinaria el poder real de la Cámara de Diputados pasará a manos de la figura del vicegobernador, como lo establece la Constitución provincial.

Actualmente, la vicepresidenta primera de la Legislatura, la diputada por Famatina, Adriana Olima, es una virtual vicegobernadora, luego de la dura pelea de Bosetti con el bloque mayoritario del peronismo, que lidera Hugo Páez, representante del departamento Felipe Varela.

López al poner esa condición y bajo el compromiso de Casas también le puso fecha: que sea antes del 7 de septiembre, día que se deben presentar las listas en la justicia electoral provincial con vistas a las elecciones provinciales del 27 de octubre.

Quintela conoce cómo es el manejo de la Legislatura y además su socio político también: el secretario de Relaciones Institucionales, Ariel Puy Soria, operador del gobierno provincial.

Si no se cumple la palabra, López tiene abiertas las puertas para buscar la reelección como intendenta de Arauco, ya que no quiere ser ni Luna ni Bosetti.