Florencia López es la que más arriesga en el casismo y en caso de perder volvería al llano político

La que más arriesga en la estructura del casismo es Florencia López, intendenta de Arauco y candidata a vicegobernador por el espacio del gobernador Sergio Casas, candidato a diputado nacional.

López abandona su departamento para hacer campaña en la provincia y el poder pasa a su viceintendente, mientras que un familiar de la intendenta buscaría mantener el control departamental, a partir del 10 de diciembre, frente a la sociedad Nicolás Martínez y Gustavo Minuzzi.

Hasta ahora, la jefa comunal arauqueña genera expectativas en su departamento, pero no tendrá tiempo para estar en dos lugares a la vez.

La intendenta y ex legisladora es la quien más invierte en la sociedad con Ricardo Quintela, candidato a gobernador por el casismo, ya que en caso de perder seguirá por dos años más en la Legislatura provincial.

La misma situación de Quintela pasa con Teresita Madera, candidata a intendenta (hasta ahora) y legisladora provincial por dos años más.

Casas tampoco arriesga nada. El gobernador finaliza su mandato el 10 de diciembre y tiene asegurado una banca por cuatro años en la Cámara de Diputados de la Nación.

En menor medida sucede con la ex senadora kirchnerista Hilda Aguirre de Soria, pero los números la favorecen para asegurar cuatro años en la política nacional.

Fabián Calderón en caso de no llegar a la Cámara Baja, puede volver al rectorado de la Universidad Nacional de La Rioja.

López es suplente con Carlos Menem, pero también lo es el ex ministro de Hacienda, Ricardo Guerra.