Categoría: Economía

La mayoría de los municipios aplicó una suba de tasas en 2018

La carga fiscal que aplican los municipios empezó a ganar lugar en la atención de las autoridades nacionales. Es que, hasta ahora, es el nivel en el que menos reformas se registraron en materia de imposición. A nivel general, la presión tributaria local continuó creciendo en 2018, según surge de un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf). En promedio, la suba fue de entre 0,5% y 0,75% sobre la facturación de las diferentes actividades económicas. El trabajo consideró las principales 40 ciudades del país, tomando al menos una por provincia. Y, por ejemplo, se observó que los niveles mínimos subieron en 25 ciudades en niveles de entre 30% y 108%.

En el año que terminó, la mayoría de estos municipios aumentó o mantuvo igual su carga tributaria respecto de 2017. Solo hubo bajas marginales en algunos casos.

El informe de los economistas Nadin Argañaraz, Ariel Barraud y Marcos Murúa analiza la estructura legal de la tasa que incide sobre la actividad económica (tiene diferentes denominaciones según el municipio; por ejemplo: tasa de seguridad e higiene; de comercio y construcción; derecho de registro e inspección). Esta tasa y la carga que pesa sobre los inmuebles son las principales fuentes de recursos propios de las municipalidades.

En la mayoría de los municipios la tasa funciona de manera análoga a Ingresos Brutos. Es decir: se cobra como un porcentaje de las ventas totales, netas de IVA, sin admitir deducciones ni crédito fiscal por el impuesto pagado en etapas anteriores. “Termina generando las mismas ineficiencias y distorsiones que el impuesto provincial”, describe el trabajo mencionado.

Agricultura: Casi tres de cada diez localidades incluidas en el estudio del Iaraf incrementaron las tasas que pesan sobre esta actividad; el 47% mantuvo los niveles sin cambios
Ingresos Brutos es el eje de la reforma impulsada por el Pacto Fiscal firmado entre Nación y provincias en diciembre de 2017. Si a ese nivel de las jurisdicciones provinciales el tema del peso tributario preocupa, la lógica indica que igual acento debería ponerse para reducir las cargas municipales.

El trabajo de la consultora tuvo en cuenta las distintas formas de tributar, que van desde la aplicación de una alícuota general hasta la utilización de montos fijos, de descuentos y bonificaciones, de sobretasas y de montos mínimos.

En la agricultura, el 47% de las localidades mantuvo el nivel de la carga, el 28% la subió y el 25% la bajó. Con respecto a la industria, el 47% no hizo cambios, el 28% disminuyó la tasa y el 25% la incrementó. En la construcción, el 43% no modificó el nivel del cobro, el 32% subió la tasa y el 25% la recortó.

En el comercio mayorista, el 40% incrementó la tasa, el 33% la mantuvo y el 27% la redujo. En el comercio minorista, el 45% de las ciudades no aplicó cambios, el 27% subió el cobro y el 28% lo bajó. Para la actividad hotelera el 52% no hizo cambios, el 20% elevó la carga y el 28% la redujo. Para restaurantes, la mitad no hizo modificaciones, el 30% redujo la tasa y el 20% la incrementó.

Industria: Para este sector de la actividad económica, no hubo cambios en el 47% de los municipios, en tanto uno de cada cuatro incrementó el peso de la carga
En transporte, la presión fiscal municipal subió en el 25% de los casos, bajó en el 28% y en el 47% de los municipios no hubo cambios. Para los servicios de telefonía fija hubo alzas en el 30% de los lugares y bajas en el 15%, en tanto que en el 55% de los casos la tasa se mantuvo. Para los bancos el 32% tiene una tasa más alta que la de 2017, el 15% la redujo y el 53% no hizo cambios.

El informe advierte que hay una gran disparidad en los cambios de la presión tributaria en relación con el tamaño del establecimiento, dentro de cada actividad. En la industria, para los grandes establecimientos hubo aumentos menores que para los de tamaño micro y mediano, y más de la mitad de los municipios no hizo cambios.

En el segmento de la construcción, se observó un comportamiento similar al de la industria en el caso de los establecimientos de mayor tamaño. Para los niveles más bajos de facturación hubo más disparidad y fueron más las ciudades que elevaron la presión tributaria interanual. En el comercio minorista, la suba de carga fue decreciente ante un mayor nivel de facturación.

Para los restaurantes la mitad de los municipios mantuvo constante la carga de las tasas, mientras que hay una mayor proporción de bajas que en el resto de las actividades. Y en la telefonía fija, la mayoría de las ciudades no hizo modificaciones.

Cuarenta ciudades bajo la lupa
El informe sobre tasas municipales realizado por el Iaraf analiza el caso de cuatro ciudades de menos de 90.000 habitantes: San Francisco, Villa Carlos Paz (Córdoba), Río Grande (Tierra del Fuego) y Cipoletti (Río Negro). De poblaciones de hasta 160.000 personas se incluyó a Rafaela, San Lorenzo (Santa Fe), Río Gallegos (Santa Cruz), Villa María (Córdoba), Santa Rosa (La Pampa), San Juan, Mendoza, San Carlos de Bariloche (Río Negro) y San Fernando del Valle de Catamarca. Entre ese número de habitantes y 310.000 figuran en el informe Concordia, Comodoro Rivadavia (Chubut), La Rioja, San Rafael, Godoy Cruz, Guaymallén (Mendoza), San Luis, Formosa, Río Cuarto (Córdoba), San Salvador de Jujuy, Santiago del Estero, Resistencia (Chaco) y Bahía Blanca (Buenos Aires).

Las urbes con más población incluidas en el estudio son Malvinas Argentinas, Berazategui, Avellaneda, Lomas de Zamora, La Plata (Buenos Aires), Posadas (Misiones), Paraná (Entre Ríos), Corrientes, Neuquén, Santa Fe, Salta, San Miguel de Tucumán, Rosario (Santa Fe) y Córdoba.

Etapa de recesión y un análisis de coyuntura de lo que se puede esperar en 2019, según economistas de la IERAL

El Informe de Coyuntura de la IERAL- Fundación Mediterránea marca preocupantes indicadores económicos de cara al nuevo año. Las provincias que presentaron peor desempeño económico en el tercer trimestre de 2018 fueron aquellas que son menos exportadoras y más dependientes del gasto público, como Catamarca y La Rioja. Repuntar las actividades regionales en un contexto de recesión para el próximo semestre de 2019 no será fácil. El año que se fue dejó a más de 2 millones de personas que buscan empleo y no lo consiguen. Y en el nuevo año, predomina la incertidumbre en todos los pronósticos.

En el “Informe de Coyuntura de la IERAL – Fundación Mediterránea” correspondiente a enero del corriente año, en el que prestigiosos economistas analizan los principales indicadores para las distintas regiones de la Argentina, pone el foco en los principales puntos que impactarán en finanzas públicas y privadas en 2019, y cuál será la evolución del salario y las perspectivas de empleo, ante el contexto recesivo que se despidió el 2018, donde “el motor externo no compensa a los internos en el desempeño regional”, afirman.

En 2018 el salario real habría caído un 11%, aunque el empleo mostraría una leve mejoraría, especialmente por lo ocurrido en la primera parte del año.

En tanto, estiman que la recaudación nacional caería un 11% en términos reales en 2018, y sólo los Derechos de Exportación subirían por arriba de la inflación.

Jorge Day y Mariano Devita, economistas de la Fundación, se refirieron al contexto recesivo que se vive en el país. “La economía nacional se ha contraído en 2018, porque la retracción de los motores internos (privado y público) pesó más que el impulso de las exportaciones. En todas las regiones, los motores internos, privado y público, fueron negativos en el tercer trimestre de 2018. No sólo ha influido la reducción de los ingresos (netos de inflación) de la población, sino además que los gobiernos provinciales fueron más moderados en sus gastos”, precisaron.

El consumo privado y la inversión se retrajeron también durante este año, debido a la notoria reducción de poder de compra de la población y a las altas tasas de interés. Además, por el menor financiamiento para el Estado, se registró un ajuste en el sector público.

“El motor positivo fue el externo, con un dólar más caro que favoreció a los exportadores, a pesar del regreso de las retenciones. Pensando en términos regionales, en esta difícil coyuntura las economías provinciales menos más afectadas serían aquellas más exportadores y menos dependientes del gasto público tiene”, analizaron.

Este es el caso de la región Pampeana, que una de las menos afectadas ya que su economía es más exportadora y menos dependiente del gasto público. “Por las razones inversas, las provincias norteñas, como Catamarca y La Rioja, fueron las que presentaron peor desempeño en el tercer trimestre de 2018. Sorprende Cuyo, donde la actividad económica cayó menos”, indicaron en el informe Day y Devita.

Para el presente año, el pronóstico se caracteriza por una gran incertidumbre, especialmente en materia de inflación y dólar. “Actualmente se está aplicando una dura política monetaria con baja credibilidad, lo cual se traduce en la dificultad para reducir la tasa de inflación y las expectativas de devaluación, a pesar de las altas tasas de interés. En un escenario optimista, con menor inflación y con un dólar más calmado, podría esperarse un leve repunte de la economía, con leve recuperación de los ingresos de la población, lo cual podría mover ligeramente el motor privado interno”, proyectaron los especialistas de la IERAL.

También se esperaría un mayor motor externo, especialmente en la región pampeana, a la cual se le agregaría una mayor cosecha de granos. A pesar de entrar en un año electoral, con gobiernos tentados a realizar más obra pública y otros gastos, los economistas sostienen que “se mantendría la restricción en financiamiento, lo cual es difícil esperar un empuje del motor público. En este escenario optimista, para las regiones sería un año relativamente mejor, aunque no bueno como en años anteriores, donde se mantendría el mejor desempeño en la región pampeana”.

Salarios, empleos y conflictividad gremial

Por su parte, Marcelo Capello y Gerardo García Oro, analizaron el capítulo de Salarios y Empleos. “En 2018 el salario real habría caído un 11%, aunque el empleo mostraría una leve mejoraría, especialmente por lo ocurrido en la primera parte del año”, remarcaron.

En el promedio general, los asalariados durante 2018 habrían perdido un 11% de su salario real en términos interanuales. Esta caída resulta superior a la ocurrida en los años 2016 (-9,6%) y 2014 (-3,6%).

Sin embargo, explicaron que “el mejor funcionamiento de la economía durante 2017 (año en el cual el empleo había crecido un 0,7% por encima de la dinámica demográfica) permitió un primer semestre de 2018 que en cierta forma acabó compensando el mal desempeño laboral de la segunda mitad de año, por lo que el resultado acabó siendo una expansión (aunque muy baja) del 0,2% del empleo, por encima de la tasa de crecimiento vegetativa”.

Las perspectivas al 2019, se espera que este año muy probablemente se caracterice por la conflictividad gremial, en víspera de un año electoral y por el intento gremial de recuperar el salario real, en que es posible que el salario le gane a la inflación por entre 1 y 3 puntos porcentuales.

“Se trataría de un escenario que permitiría una leve recuperación del salario y el consumo, sin recuperar toda la pérdida del 2018, y sin poner en riesgo los objetivos inflacionarios y de tipo de cambio real que tiene el gobierno”, analizaron Capello y García Oro.

En cuanto a la tasa de actividad o participación laboral correspondiente al tercer trimestre de 2018 (situada en un 46,7% de la población total), indicaron que “se encuentra entre las más altas de los últimos diez años, y esta expansión ha ocurrido de manera conjunta al crecimiento en la tasa de desempleo, situada en un 9,0% de la población económicamente activa (PEA)”.

Según los economistas, esto implica que “hay 2 millones de personas que buscan empleo y no lo consiguen”.

Recaudación vs Inflación
La recaudación nacional caería un 11% en términos reales en 2018, y sólo los Derechos de Exportación subirían por arriba de la inflación, afirman en su análisis Marcelo Capello y Agustín Cugno.

En 2018 los recursos tributarios nacionales subieron nominalmente un 31%, pero habrían caído un 11% en términos reales (supuesto de inflación del 47,5%). En la mayor parte de los tributos se observa que crecían por arriba de la inflación en la primera parte del año, y por debajo en los últimos meses.

“La caída real de la recaudación sería del 2,2% en IVA y del 8,1% en el Impuesto a los Débitos y Créditos Bancarios (IDCB), los dos tributos que siguen más de cerca la actividad económica, aunque en el segundo caso se produjeron cambios en su legislación que deterioraron adicionalmente su performance el último año”, advirtieron los especialistas.

En las contribuciones a la seguridad social, la caída en términos reales resultó del 15,5%, por cuanto también bajó el salario real en 2018. “Sólo en el caso de los Derechos de Exportación se observó una suba a valores constates, del 17%, gatillada por la devaluación de la moneda y la suba en su presión tributaria en los últimos meses del año”, recalcaron en el informe.

Declaran Emergencia Agropecuaria en La Rioja, Mendoza y Salta

A través de las resoluciones publicadas hoy en el Boletín Oficial, se declaró el estado de emergencia y/o desastre para las provincias de La Rioja, por efecto del granizo, vientos y fuertes lluvias; Mendoza, por heladas tardías y granizo, y Salta, debido a exceso de precipitaciones.

“Con estas medidas buscamos brindar herramientas a las provincias para que los productores puedan minimizar el impacto de los daños causados por las inclemencias climáticas”, explicó Luis Miguel Etchevehere, secretario de Agroindustria.

La medida, que abarca a la provincia de La Rioja, corresponde a la resolución 199/2018, y declara el estado de emergencia y/o desastre agropecuario, según corresponda, a partir del 5 de noviembre de 2018 y hasta el 5 de noviembre de 2019, a los productores frutihortícolas, cuyas explotaciones se encuentren en el Departamento Capital, que hayan sido afectadas por los fenómenos de granizo, vientos y lluvia.

Lee también: Por la caída en los precios, disminuyen las exportaciones de arándanos

Por otro lado, por resolución 201/2018 se declara en la provincia de Mendoza el estado de emergencia y/o desastre agropecuario, según corresponda, a partir del día 2 de octubre de 2018 y hasta el 31 de marzo de 2020 para los productores agrícolas cuyas explotaciones hayan sido afectadas por heladas tardías; y desde el 1° de noviembre de 2018 hasta el 31 de marzo de 2020 para aquellos productores agrícolas cuyas explotaciones hayan sido afectadas por granizo, durante el ciclo productivo 2018/2019, que desarrollan su actividad en las zonas afectadas por dichos fenómenos.

Finalmente, por resolución 200/2018 se declara en la provincia de Salta el estado de emergencia y/o desastre agropecuario, según corresponda, desde el 1 de octubre de 2018 hasta el 30 de septiembre de 2019, a las explotaciones hortícolas afectadas por el exceso de precipitaciones, que se encuentran ubicadas en la totalidad de la Localidad de Apolinario Saravia y en el Paraje El Tiznao de la Localidad de General Pizarro, ambas pertenecientes al Departamento de Anta.

De esta manera, los productores que cuenten con el correspondiente certificado de emergencia podrán acceder a diferentes beneficios, previstos en la Ley N° 26.509: impositivos, fiscales y/o financieros.

“Con un presupuesto nuevo se podrán sumar nuevos incrementos salariales y más buenas noticias”

Diferentes sectores de la economía provincial coincidieron en destacar el impacto que tuvo el incremento salarial, aguinaldo y el pago del bono, dispuesto por el gobierno provincial para los empleados de la administración pública, en el circuito económico,
ya que permitió un importante repunte de ventas en el comercio, mayor movimiento de mercaderías, y la actividad privada pudo equilibrar sus cuentas en un año que por los constantes tarifazos, incrementos de combustibles, y la inflación, se hizo muy difícil
de sobrellevar. Entre los sueldos de diciembre y enero, más el pago del medio aguinaldo, las quincenitas y el bono de 10 mil pesos, se habrán puesto en circulación, hasta fines del mes de enero, más de 4 mil millones de pesos en la provincia.

Cabe recordar que en el mes de noviembre, el gobernador Sergio Casas dispuso, en el marco de las políticas salariales que ejecuta la provincia, un incremento salarial a los trabajadores de la Administración Pública Provincial del 16% al básico y se percibió
ya con el sueldo del mes de noviembre, en los primeros días de diciembre.
A eso se sumó un bono de 10 mil pesos, que se dividió en dos partes, 5 mil pesos, cuya primera cuota ya fue abonada en diciembre y los 5 mil pesos restantes se pagarán en el mes enero. Con este aumento, sumado a los anteriores en el transcurso del año,
el gobierno provincial superó el índice inflacionario. El incremento también alcanzó a becas, contratos, tutorías y planes, con un aumento de 600 pesos, y un bono de 5 mil pesos, en dos cuotas de 2.500 pesos a pagarse en diciembre y enero. El aumento alcanzó
a todos los sueldos que liquida la provincia.
Desde el Centro Comercial e Industrial se puso énfasis que con el pago del bono, quincenita y medio aguinaldo, los negocios de diferentes rubros pudieron mejorar su ritmo en las ventas, “los comercios tienen una afluencia de gente que hace mucho que no se ve. La inyección de dinero que hubo en la provincia es una buena noticia para la economía provincial en todos sus aspectos”.

El propio mandatario provincial Sergio Casas sostuvo que “no fue fácil llegar a este incremento, pero hemos optado por hacer algo que sea en beneficio de todos, especialmente de los trabajadores y de manera indirecta a los comerciantes, porque también tenemos
que pensar en los que tienen negocios, por eso es un aumento pensado para todos” y puntualizó que “el presupuesto que está en curso a nivel nacional tenía una pauta de incremento salarial del 15,7%, algo que nosotros ya habíamos superado. Decían que no se
iba a superar esa cifra con la inflación y ya estamos cercanos al 40% de índice inflacionario y el año cierra arriba de ese número”.

“Tomando este aumento y sumado a lo que ya hemos dado, vamos a superar el índice inflacionario, vamos a superar el 40% acumulado del año”, manifestó y expresó que la intención es reactivar la economía provincial, “que nuestros trabajadores pasen unas fiestas en paz, en familia, en armonía”.
El gobernador sostuvo que “ponemos el mayor énfasis posible para que todos los riojanos unidos podamos salir adelante” y resaltó que “creemos que dimos todo lo posible con este presupuesto y seguramente el año próximo, con un presupuesto nuevo se podrán sumar nuevos incrementos salariales y más buenas noticias”.
“Es importante que toda esta inyección de dinero circulante se destine en gran parte a comprar productos riojanos, de nuestros comercios, mientras más circulante haya en la provincia será mejor para todos. Esto es algo que se logra con mucha transparencia
demostrada en la administración de los recursos que son de todos”, enfatizó el mandatario.

Gobernadores e intendentes fijarán en 2019 las tarifas y subsidios al transporte

El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, anunció que los municipios y los gobiernos provinciales pasan a tener responsabilidad plena sobre sus sistemas de transporte, tanto para fijar las tarifas como los subsidios. 

“Las provincias van a tener total autonomía para definir sus tarifas y subsidios”, dijo el funcionario en una conferencia de prensa en el Palacio de Hacienda. 

Los transportes que comienzan y terminan su recorrido dentro de una ciudad van a ser responsabilidad plena de los municipios; los interjurisdiccionales, de la provincia a donde pertenezcan las localidades; y los que recorren al menos dos provincias, del gobierno nacional.

El funcionario confirmó la conformación de dos fondos por un total de 6.500 millones de pesos con lo que el Estado nacional va a “acompañar” a los gobiernos provinciales en esta transición de cambio de responsabilidades. 

Asimismo, el Estado Nacional va a destinar apoyo financiero para las 37 ciudades en las que hay SUBE, por lo que se mantendrá allí la tarifa social para las personas carenciadas.

Dietrich anunció una suba en el boleto de colectivos y trenes en el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA), así como de la tarifa de los subtes porteños y los cambios en el sistema de subsidios al sector a partir de 2019.

Cómo será el traspaso del transporte

La Agencia de Transporte Metropolitano coordinará las tarifas, y los gobiernos de la Provincia y de la Ciudad de Buenos Aires, al igual que el resto de las provincias, asumirán la responsabilidad de financiar sus propios sistemas de transporte.

El Gobierno Nacional seguirá llevando adelante las obras para la mejora del sistema, con 6 nuevos corredores de Metrobus y centros de trasbordo y la pavimentación de casi 400 kilómetros de calles por donde circulan colectivos.

También continuará la transformación del sistema de trenes, con 3 nuevos viaductos, frenado automático y electrificación de todas las líneas, nuevas estaciones y la recuperación de las terminales de Retiro y Constitución, entre otras mejoras.

Preocupación de Pymes Constructoras por la política de obras públicas

“Ansiedad e incertidumbre en Pymes constructoras por políticas de obras públicas”, describió Daniel Mafud, presidente de la Confederación de Pymes Constructoras.

“Estimamos que el 2019 prevalecerá un estancamiento de la actividad a la espera de los resultados electorales. Una sensación de pesimismo en el mercado y un aumento de conflictividad e inseguridad relegarán el crecimiento de la Argentina”, aseguró el titular de la CPC.

“Por la grave crisis económica que afronta el país y como es propio en un año de elecciones, se sucederán paros de actividades que impactarán en todos los sectores. Se mantendrá la baja de la tasa de inflación y de interés (inflación 24% anual y Badlar 36%) y se ralentizará la llegada de inversiones por dudas sobre rumbo económico de la Argentina. Además, se mantendrá bajo el crédito y la actividad continuará deprimida”.

“Ante un escenario de estas características, sólo le queda una opción al Estado: RECUPERAR LA INICIATIVA. Es decir apartarse coyunturalmente de libretos y fórmulas y adoptar medidas afectivas de corto plazo que disimulen la ausencia de crédito y reactiven las economías de las regiones, exhibiendo que no solo se empiezan a controlar las variables macro en plazos medios a largos, sino que además existe una real y genuina preocupación por la generación de empleo en todo el territorio nacional”, reclamó Mafud.

“Nos preocupa la falta de trabajo. Según datos actualizados (agosto 2018 comparados con registros de octubre 2015), la zona más afectada es el NEA donde Misiones, Chaco y Formosa presentan una caída del 37 %. En el NOA, si bien la caída de la región está en orden del 3%, en La Rioja es de 21% y en Salta del 14% . En Patagonia, las caídas más severas se dan en Rio Negro 20% y Chubut 20% y se hace extrema en Santa Cruz llegando al 51%. En Cuyo sólo cayó San Luis un 56%, en contraste con un crecimiento de empleo en Mendoza del 9% y San Juan del 12%. En la zona Centro Pampeana, hay descenso de empleo en Entre Ríos 27% y La Pampa 6%. En cambio creció el empleo en Provincia de Buenos Aires 5%, Córdoba 17% y Santa Fe un 13%. En CABA se registró un crecimiento del empleo del 19% en el mismo periodo”.

“Estos datos avalan los constantes planteos de la Confederación de Pymes Constructoras. Resulta necesario implementar medidas urgentes que reviertan esta caída de empleo y actividad en casi todas las regiones del País”, denunció el dirigente y empresario de la construcción.

“El Estado Nacional necesita escuchar las inquietudes de las pymes de la construcción porque de lo contrario, las decisiones tendrán un sesgo que favorecerá sólo al grupo de empresas con espacio de representación. Como es de público conocimiento, con un número muy reducido de ejecutivos vinculados a empresas multinacionales se decide la integración de la mesa de conducción de la Cámara Argentina de la Construcción. El sistema de votación pondera el patrimonio y la antigüedad de los socios, por lo que sólo las primeras 10 empresas del “ranking” ostentan más del 55% de los votos necesarios para elegir sus autoridades. Luego, esta institución participa de las discusiones paritarias con UOCRA y Estado, adoptando decisiones que impactan en empresas de distinta envergadura y alcanzan a todo el territorio nacional”.

“Sin embargo, las pymes constructoras son quienes absorben la gran masa de mano de obra de la construcción y a la fecha, no participan de esta discusión paritaria. Resulta muy difícil entender que la Institución que agrupa las empresas que contratan la mayor parte de la mano de obra del sector, se encuentre excluida de la mesa sectorial.
Esta deliberada exclusión de la Confederación de Pymes Constructoras de la Mesa Sectorial resulta, a la luz de los hechos, contraria a los intereses de la Nación”.

“Por estas razones, la Confederación de Pymes Constructoras mantendrá firmemente su vocación de participar en la mesa sectorial, entendiendo que es la única forma posible de concebir un PLAN FEDERAL DE OBRAS PÚBLICAS eficiente e integrador”, sentenció el Presidente de la Confederación de Pymes Constructoras.

La empresa Huawei quiere construir un parque solar fotovoltaico en La Rioja

El ministro de Planeamiento e Industria, Rubén Galleguillo recibió en la mañana del jueves la visita del director de inversiones en energías renovables en Argentina de la empresa Huawei, Justin Shen. La misma tuvo como fin avanzar en las gestiones respecto al proyecto para la construcción de un parque solar fotovoltaico en La Rioja.

La empresa Huawei no solo está orientada la telefonía celular y seguridad ciudadana, sino fundamentalmente a la energía solar. Este último aspecto motivó la reunión entre Justin Shen y el ministro Galleguillo, cuyo ministerio viene trabajando desde hace tiempo en la búsqueda de aporte tecnológico y financiero para el desarrollo del parque fotovoltaico que busca abastecer a todo el sector industrial de La Rioja.

En este sentido, Galleguillo comentó: “nuestra visita a la ciudad de Shenzhen nos permitió establecer estos vínculos y permitir que hoy nos visite el directo de Huawei en Argentina y tener la posibilidad concreta de visibilizar desde lo técnico y financiero este proyecto que es muy importante en el marco de un proceso de reconversión de la matriz eléctrica del país que está siendo absolutamente necesario por los elevados costos e incrementos que está sufriendo la tarifa eléctrica que impactan de lleno en el sector productivo, industrial y de comercio, y también para ponernos en sintonía con las grandes tendencias que hoy por hoy están en el mundo”.

Asimismo, destacó que “contar con la predisposición de una de las compañías líderes en el sector es una oportunidad no sólo importante sino también inmejorable para poder allanar el camino, mucho más con todas las dificultades financieras que tiene el país”.

“Estamos financiando a través del Consejo Federal de Inversiones el desarrollo de un proyecto en su etapa técnica, a partir de la contratación de un experto que ya tuvo contacto con empresarios del sector productivo e industrial. Este proyecto ejecutivo nos va permitir determinar cuáles van a ser las condiciones técnicas del Parque”, detalló Galleguillo.

Por otro lado, adelantó que se firmará un convenio con la Universidad Tecnológica Nacional para la implementación en la Provincia de un proceso de eficiencia energética, que permitirá no sólo desarrollar capacitación y transferir conocimiento en la materia sino también determinar la situación específica de cada industria y establecimiento productivo y sus necesidades de reconversión energética, lo cual nos dará un diagnóstico preciso de la situación y nos posibilitará trabajar con las necesidades de reconversión en la materia”.

Finalmente, Galleguillo destacó la incorporación de tecnología de última generación de Huawei ya que “no solo fabrica paneles ultramodernos sino que además desarrolló una capacidad que no hizo otra empresa en el mundo que es la capacidad de almacenamiento de la energía, ya que uno de los problemas más importantes de la energía fotovoltaica es que hasta hace poco tiempo no se podía almacenar, había energía mientras teníamos horas de sol. Actualmente desarrollaron una tecnología donde por varias horas se puede almacenar la energía y no solo lo están haciendo sino también exportándolo, lo cual es un salto tecnológico enorme”.

Posteriormente, Justin Shen expresó: “hace 18 años que Huawei está en Argentina y coopera con el país. Es muy importante la visita que realizó el Ministro y la delegación a los cuarteles centrales de Huawei en Shenzhen. Tenemos toda la evaluación del proyecto y estamos comprometidos para que con nuestra tecnología y la relación que el gobierno viene construyendo con China, llevar adelante el proyecto. 

Por ultimo destacó que “es política de Huawei que el 70% de los equipos de trabajo sean locales, y tenemos todo el soporte necesario para llevar adelante esta política de involucramiento con los actores locales”.

En el último año se perdieron casi 120.000 puestos de trabajo registrados

El sector laboral vivió 12 meses para el olvido. Es que en el último año se perdieron unos 120.000 puestos de trabajo registrados, contando empleados en relación de dependencia privados y monotributistas sociales. De acuerdo a los datos oficiales, esto representa entre octubre de 2017 y de este año una caída 1% en los trabajos en blanco.

Dos sectores en particular concentran la mayor cantidad de empleos formales perdidos en el sector privado: la industria, el comercio y la construcción. En las fábricas se redujeron en casi 50.000 la cantidad de puestos de trabajo, mientras que en el comercio esa cifra fue de 17.100.

Desde el Gobierno nacional admitieron que octubre fue un mes “complicado” para el mercado laboral. “La cantidad de trabajadores asalariados registrados del sector privado en octubre de 2018 fue de 6,2 millones, con una caída con respecto al mismo mes del año anterior de 69,9 mil trabajadores”, explicó el reporte oficial.

El número global de 120.000 puestos de empleo menos se explica, además de por esos 70.000 trabajos menos en el sector privado, por un reempadronamiento de Monotributistas Sociales Agropecuarios, cuyo estatus será revisado caso por caso por la Secretaría de Agroindustria. Este detalle implica, entonces. más de 47.000 monotributistas registrados menos.

Los datos de la Secretaría de Trabajo muestran que “las mayores reducciones (de puestos de trabajo registrados) se observan en La Rioja (-6,0%), Catamarca (-3,7%), Santa Cruz (-3,0%) y San Luis (-2,5%)“, mientras que por el contrario, hay una tendencia positiva en provincias como Santiago del Estero (4,9%), Neuquén (4,7%), Jujuy (3,5%) y Tucumán (3,3%).

Otra característica que marcó la información oficial fue el retroceso del poder de compra del salario. “En términos reales el salario promedio se redujo 10,9% interanualmente, mientras que el salario mediano lo hizo en 11,6%”, publicó el informe.

El Poder Ejecutivo destacó que la mitad de los rubros de la economía generaron más puestos de trabajo de los que perdieron en el último año. Enseñanza tuvo un incremento de 7.600 puestos de trabajo, la minería 4.400, agricultura y ganadería 3.900 y servicios sociales 3.500.

“La Provincia no adeuda fondos al Municipio de la Capital en concepto de coparticipación”

El ministro de Hacienda de la provincia aseguró que la Provincia no adeuda fondos al Municipio de la Capital en concepto de coparticipación. Asimismo, dio a conocer que hoy ingresó una nota de la comuna al Ministerio de Hacienda solicitando
un adelanto de 54 millones de pesos para cubrir el pago de los PEM y gastos en combustible, reparaciones mecánicas y repuestos de la Municipalidad.

No obstante, afirmó también que el gobierno provincial hizo ya un aporte extraordinario a la gestión de Alberto
Paredes Urquiza, con el objeto que el bono de fin de año pueda ser percibido por todos los empleados municipales, incluidos los que están por fuera de la planta de personal que reconoce la ley de coparticipación, es decir los designados a partir del 2015.
Quintero sostuvo además que cada Departamento recibe la proporción exacta de lo que marca el índice de Coparticipación, pero solo la Municipalidad de Capital reclama aduciendo no poder cubrir los gastos.

El ministro de Hacienda Jorge Quintero informó que hoy ingresó la nota 230 de la Municipalidad de La Rioja dirigida al área que encabeza, donde se solicita una ayuda extraordinaria de 54 millones de pesos. Comentó que en el detalle del documento presentado
se observa un desglose de los gastos que debería cubrir la Municipalidad entre estos días y hasta el 10 de enero.
En ese sentido, Quintero aclaró que lo solicitado es una “ayuda extraordinaria” y que “la Provincia tiene los pagos al día con la Municipalidad en cuanto a Coparticipación Municipal”.
Además, el ministro dio a conocer que “desde el Gobierno provincial ya adelantó la primera parte de un total de 55 millones de pesos para el bono de los empleados de la Municipalidad”. Se trata de un monto no considerado dentro de la Coparticipación, sino
que es un monto extra asignado a la Municipalidad para el pago del bono. “En diciembre fue de 27,5 millones, y mismo monto será enviado en enero. Es un aporte extra de la Provincia”, precisó.
Al respecto, explicó que la planta de personal de la Municipalidad reconocida para la Ley de Coparticipación es con la base de noviembre del 2014; si se consideraba la misma no alcanzada para cubrir el bono, por lo que se decidió pagar la totalidad del
bono como un extra Coparticipable.
Por lo tanto, el ministro Quintero descartó de raíz la existencia de una deuda en concepto de Coparticipación y reiteró que “la nota presentada en esta oportunidad es por un aporte extraordinario que solicitan”.
Quintero dio a conocer que en la nota presentada por la Municipalidad de Capital, se enumera un desfasaje y marcan algunas deudas por alrededor de 12 millones, a dos expendedoras de combustibles, una rectificadora de Chilecito y una casa de repuestos de
La Rioja. “Son gastos que hacen al movimiento propio del municipio que deberían ser cubiertos por los fondos que envía la Provincia en concepto de Coparticipación”, explicó. Y sostuvo que llama así la atención que a todos los Departamentos ingresa la proporción
exacta de lo que marca el índice de Coparticipación, “pero es solo el Municipio de Capital quien reclama aduciendo no poder cubrir los gastos”.

Obras: cayó la inversión pública en 17 provincias

En la antesala del electoral 2019, un nutrido pelotón de 17 provincias mostró entre 2015 y 2018 una reducción de la inversión real directa (IRD), proveniente del sector público y destinada a financiar obra pública y bienes de capital.

La radiografía pertenece a un informe del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL) de la Fundación Mediterránea, que sostiene además que “si se comparan los niveles de IRD en 2015 y 2018, Córdoba muestra el mayor aumento en este indicador, con +2,2 puntos porcentuales del Producto Bruto Geográfico (PBG), mientras que Formosa fue la provincia que más contrajo la IRD (-14 pp del PBG)”.

“En 17 de 24 provincias se observaron reducciones en la IRD entre 2015 y 2018, cuando se mide en términos de PBG, mientras en 6 provincias aumentó”, afirma.

Ese último sexteto incluye, además de Córdoba, a Santa Cruz (+1 punto porcentual del PBG), Corrientes (0,5), Santa Fe (0,5), CABA (0,4) y Buenos Aires (0,2).

Si la lupa se aplica, en tanto, en 2017 y 2018, se observan “diferencias marcadas entre regiones”. Por caso, en la región pampeana, Córdoba y La Pampa son las provincias con mayor inversión pública en los dos últimos años (4,0% y 4,5% del PBG en 2017, y 4,4% y 3,2% en 2018, respectivamente), mientras en el otro extremo se ubica la provincia de Buenos Aires, con una IRD de alrededor de 1% del PBG.

En tanto, remarca el estudio, “CABA muestra una alta IRD cuando se mide en términos per cápita, pero no resulta tan elevada cuando se lo hace en % del PBG”.

Y si la mirada es apuntada puntualmente a 2018, el Ieral resalta que ”en 2018 disminuyó la porción de la inversión pública provincial que es financiada con endeudamiento”. Un escenario previsible que se da de la mano de las graves dificultades que enfrentan este año las provincias para tomar deuda, como coletazo de la crisis que derivó en el retorno de la Argentina al FMI.

Según el estudio, el 2018 “finalizará con un nivel de IRD más transferencias de capital por alrededor de 1,9% del PBI, guarismo inferior al observado en 2015 y 2017”.

“La inversión pública resulta fundamental para el crecimiento económico, pues conduce a incrementar la cantidad y calidad de la infraestructura que permite aumentar la productividad de las empresas y mejorar la calidad de vida de la población”, destaca el informe.

La IRD a cargo del sector público incluye el gasto en trabajos públicos (“obra pública”) y en bienes de capital. Además, suelen existir transferencias de capital entre niveles de gobierno, para que el receptor ejecute inversión pública: de Nación a provincias, de provincias a municipios y, menos frecuentemente, de Nación a municipios.

Macri compra aceitunas mientras sus productores están en crisis por los tarifazos

Mauricio Macri pasó la Navidad en la localidad neuquina de Villa La Angostura. Allí estará hasta el 10 de enero disfrutando de unas extensas vacaciones de tres semanas tras un año agitado que incluyó la megadevaluación, la desbandada de la inflación, un fuerte aumento de la pobreza, la cumbre del G20 y el Riesgo País que no para de crecer. En medio del descanso, se hizo un alto para comprar aceitunas en un supermercado local.

El Presidente se dejó fotografiar como un ciudadano más. En la caja se vio que compró un frasco de aceitunas de primera marca. Son de producción nacional. Pese a que en un momento comenzaron a entrar de Egipto, las argentinas concentran la mayoría del mercado local.

No obstante, pese a que evidentemente son del gusto del mandatario, el sector no le escapa a la crisis que afecta a prácticamente toda la economía argentina. Por los tarifazos, la producción padeció un año muy complicado al que se le sumó una fuerte baja en la cosecha.

En 2018, la cosecha tanto para conservas como para aceiteras cayó un 50%. Productores explican que uno de los factores que en los últimos años complicaron el procesamiento de la aceituna es el aumento desmedido de los costos de la energía eléctrica.

Es que la mayoría de las plantaciones en nuestro país requieren riego artificial a través de bombeo, y el incremento de entre 200% y 600% que ha tenido la electricidad, sumado al aumento de impuestos nacionales, provinciales y municipales, generaron un impacto directo.

Al respecto, desde la Federación Olivícola Argentina (FOA) explicaron que “el impacto de la mano de obra ya es mucho y tampoco podemos disminuir mano de obra porque la gente gana poco. Lo que más nos impacta en costos es la energía eléctrica. Es grave porque ha cambiado la forma de cobrar la energía eléctrica, hoy el gobierno la quiere cobrar libre, sin subsidios, llevó la tarifa eléctrica de orden de 300 dólares por hectárea para las provincias que regamos con pozo profundo, obtenemos el agua a 200 metros, la llevó a 800 dólares por hectárea que hace que la actividad se vuelva inviable”.

Argentina es el principal productor y exportador de productos olivícolas del continente americano y se encuentra en el top ten global tanto en lo que hace a producción como a exportación de aceitunas y aceite de oliva. En nuestro país, el consumo per cápita estimado de aceituna de mesa es de 800 gramos anuales y el de aceite de oliva de 200 gramos. Se estima que hay unas 90 mil hectáreas dedicadas al cultivo de aceitunas en Argentina, distribuidas en las provincias de Buenos Aires, Mendoza, Córdoba, Mendoza, Río Negro, Neuquén, Salta, San Luis, Catamarca, La Rioja y San Juan, siendo estas tres últimas las líderes.

Hay fuertes diferencias en las facturas de la luz entre las provincias

Prender el ventilador o el acondicionador de aire, tener encendido el televisor o usar el microondas no cuesta lo mismo en la ciudad de Buenos Aires que en Río Negro, en Entre Ríos o en cualquier otra provincia del país.

Las facturas de luz difieren principalmente por los costos de distribución y por la carga tributaria que cada gobierno provincial y cada municipio le agregan al valor final de la tarifa . Esto genera que haya diferencias de hasta $2700 (o aun tres veces) entre distintas provincias.

Formosa, por ejemplo, es la provincia con la tarifa residencial más barata, según cálculos privados. El consumo de 550 kilovatios/hora (kWh) por mes equivale a una factura de $959,5, de los cuales $166,5 son impuestos y el resto representa el costo de generación, transporte y distribución de la energía eléctrica.

Como contrapartida, la provincia de Entre Ríos tiene el valor de la luz más caro, con una boleta que supera los $3655 por el mismo consumo de 550 kWh por mes. De ese total, $1383 representan la carga tributaria y otro tercio similar equivale a la distribución de energía.

Dentro de la provincia de Buenos Aires, el costo varía mucho entre lo que es la Capital Federal y el conurbano -el área metropolitana (AMBA)- y lo que se paga en el interior de la provincia. Mientras que las boletas de Edenor y Edesur promedian los $1962 para los 550 kWh, las facturas de EDEN, EDES, Edelap (La Plata), EDEA (Mar del Plata) y el resto de las cooperativas bonaerenses tienen valores de entre $2937 y $3619.

La dispersión de valores está centrada en dos variables: la mayor carga impositiva (en algunos municipios es casi el doble que en la Capital) y el costo de distribución, que disminuye a medida que hay más densidad geográfica, porque el costo de mantenimiento de la infraestructura se distribuye entre más usuarios.

Otras provincias con valores altos de luz son Córdoba ($3637), Santa Fe ($3326) y Mendoza ($2787,7). “Cada distribuidora tiene costos de acuerdo con las características del territorio y de los usuarios a los que debe alcanzar. No es lo mismo prestar el servicio en centros urbanos densamente poblados que hacerlo en el interior provincial, rural y de pequeños pueblos”, explica Verónica Geese, secretaria de Energía de Santa Fe.

“Por ejemplo, la empresa de distribución de la provincia tiene aproximadamente 11 usuarios por kilómetro cuadrado y en la Capital Federal hay más de 600 usuarios. A la hora de distribuir los costos, dividir entre 600 es muy diferente a dividir entre 11. Así, nunca las grandes distribuidoras del interior tendrán el mismo precio que Edenor o Edesur”, agrega. Sin embargo, las facturas más baratas se encuentran en Santa Cruz, Formosa, La Rioja ($1501), San Juan ($1907) y Santiago del Estero ($1956). En muchos casos, el servicio está muy subsidiado por el gobierno provincial.

El valor agregado de distribución de energía -conocido como VAD- se lleva un 35% de la boleta final. Su valor lo establece cada provincia sobre la base de tres pilares: la concentración de carga (si en una manzana hay mil clientes o cinco por kilómetro cuadrado), la topografía del área de concesión (si es un terreno llano o está rodeado de cerros) y la calidad del servicio (los costos de operar, mantener, administrar y expandir el sistema de distribución). Estas empresas pueden ser públicas o privadas, pero en ambos casos los precios están regulados por cada gobierno provincial.

El peso de la generación
Los valores de generación y transporte de energía son constantes para todas las jurisdicciones y son los servicios regulados directamente por el Estado nacional. Dentro de la factura representan otro 35% del total. Cammesa (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico, de administración mixta) compra la electricidad y la vende a las distribuidoras. Para un consumo promedio de 550 kWh, el costo de abastecimiento de energía equivale a $770.

El 30% restante de la composición de la boleta de luz son impuestos, que se diferencian entre nacionales -el IVA se lleva el 21%-, provinciales y municipales.

Cammesa vende la energía a las distribuidoras a un precio que no cubre el costo de producirla y, por lo tanto, existe una diferencia entre el costo real de producción y el precio de venta a los distribuidores.

Con el cambio de administración y la llegada de Mauricio Macri a la presidencia, en los últimos años se intentó “emprolijar” que el costo del mercado eléctrico mayorista sea el mismo para todas las provincias. Antes, Cammesa vendía la energía subsidiada a las distribuidoras, pero aplicaba distintos subsidios a cada una, según la afinidad política con el gobierno de turno de cada provincia.

Si bien se logró que cada jurisdicción pague lo mismo por la generación, la abrupta devaluación que tuvo el peso este año hizo retroceder la proporción del costo que paga cada usuario, que había aumentado con el aumento de tarifas. Por ejemplo: producir 1000 kWh (1 MWh) cuesta 70 dólares, aproximadamente. Tras la suba de tarifas, los usuarios llegaron a pagar 40 dólares por MWh de los 10 dólares que pagaban anteriormente. Sin embargo, luego de la suba del tipo de cambio, los clientes, que venían pagando el 60% del costo de generación (tras la suba de tarifas) volvieron pagar solo el 20%. El resto continúa subsidiado por el Estado.

Plan Belgrano: sin las PPP, peligran obras por más de u$s 400 millones

“Hoy empiezan a verse realidades, ya que estamos a pocos meses de lanzar el segundo puente Chaco-Corrientes”. El auspicioso anuncio de Mauricio Macri, ante cuatro gobernadores del norte, fue en el Primer Encuentro Regional del Noreste del Plan Belgrano en Resistencia. Ahora la prometida obra quedó en stand by. Como explicó el propio Presidente, entre su discurso de abril y hoy, “pasaron cosas”.

Fue el Coodinador del plan Belgrano del Nordeste, Víctor Zimmermann, quien informó que la licitación del segundo puente para unir ambas provincias quedó suspendida debido a “la situación macroeconómica que atraviesa el país”, tal como reflejaron medios chaqueños, replicados por La Política Online.

La novedad llegó apenas unos días después de que este diario adelantara la paralización de los borradores para el año que viene de los proyectos bajo el modelo PPP (Participación Pública y Privada), impulsado desde la Casa Rosada. La decisión, argumentando que el riesgo país impide tomar crédito a tasas razonables, la tomaron el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne y el asesor presidencial Gustavo Lopetegui.

No es la única obra del Plan Belgrano,en manos de Carlos Vignolo, que peligra por la caída en desgracia del sistema mixto de obra pública. “El segundo llamado de PPP preveía, aproximadamente, proyectos de u$s 400 millones para el NOA y el NEA”, confió a este medio Alfredo Vara, Coordinador General de la Unidad Plan Belgrano; al tiempo que remarcó que es “una suspensión temporaria”.

“Lamentablemente los proyectos de PPP quedan suspendidos hasta que la situación financiera del país mejore. Básicamente el nivel de riesgo país hace inviable el financiamiento de las obras a tasas razonables”, argumentó Vara, en sintonía con la visión de Dujovne y Lopetegui. Igual, adelantó que a partir de semana, post-Navidad, “nos pondremos en contacto con el equipo de Transporte (de Guillermo Dietrich) para ver como poder llevar adelante las obras indispensables que estaban previstas”.

Las licitaciones en peligro comprenden los trabajos en las rutas 34 y 9 del corredor NOA y las rutas 12 y 16 del corredor NEA. Con estas licitaciones, en pleno 2019 de déficit cero, en el Plan Belgrano aspiraban a mantener en nivel de inversión prometido por Macri durante su campaña electoral. El entonces candidato se comprometió a girar u$s 16 mil millones para obras a 10 provincias (Salta, Jujuy, Tucumán, La Rioja, Catamarca, Misiones, Corrientes, Chaco, Formosa y Santiago del Estero). En su mayor parte (u$s 10 mil millones), precisamente a infraestructura vial.

Resta ver cómo afectará electoralmente a Cambiemos la parálisis de los PPP en el norte del país, si bien prometen que las obras ya iniciadas no serán afectadas. El Jefe de Gabinete Marcos Peña estimó en su informe 114 al Congreso que el Plan Belgrano terminaría el año con $ 372.875 millones ejecutados. En el Presupuesto 2019 figuran $ 487.730 millones. Sólo el 10%, aproximadamente, se destina a infraestructura.

Las obras en el norte seguirán siendo una bandera comunicacional del oficialismo. Hace 12 días, el Gobierno contrató a la productora Contenidos NEA SRL, por casi $ 2 millones, para la “realización de piezas audiovisuales” del Plan Belgrano.

La Cooperativa La Riojana entre las 20 bodegas de Argentina

Hace un poco más de 50 años no se podía pensar la vitivinicultura, y a las grandes bodegas de Mendoza, sino de la mano de empresarios de nuestra región. Pero a la luz de las crisis cíclicas en la industria, esa foto cambió y cada vez son menos los bodegueros mendocinos que participan en los principales puestos de comercialización externa de vino.

Teniendo como referencia que cada año más de 400 bodegas exportan vino en Argentina, lo cierto es que las primeras 20 exportadoras, tomando como base el promedio de los últimos 7 años según datos del INV, concentran el 72,5% del total facturado por exportaciones de vino fraccionado, principalmente botella.

Es allí donde cada vez son menos los mendocinos que tienen participación en el negocio de valor agregado, que es el fraccionado que se puede ver en las principales góndolas del mundo con la marca Argentina. Datos del INV muestran que del ranking de las 20 primeras, sólo 6 tienen como dueños a mendocinos:  Bodegas Esmeralda (Nicolás Catena Zapata), La Agrícola (José Zuccardi), Leoncio Arizu (Alberto Arizu), Valentín Bianchi (Familia Bianchi), Dominio del Plata (Susana Balbo) y Fecovita (5.000 socios de sus cooperativas primarias).

Mendoza concentra la mayor cantidad de bodegas del país y también la de hectáreas implantadas. No obstante, a la hora de evaluar quiénes son los que manejan el negocio de la exportación, los mendocinos pierden. El cambio no ha sido de la noche a mañana y lleva décadas de baile al ritmo de los vaivenes económicos del país, que han dado por resultado que aquellos que comenzaron y conformaban esa casta bodeguera local hayan abandonado el negocio.

Los sobrevivientes

Sobrevivir en tiempos de crisis y en una industria que además tiene su dinámica propia, en algunos casos por más de 50 años, resulta notable en el país.

“La vida de una empresa en Argentina durante más de un siglo es un mérito muy grande ya que tenemos un país maravilloso pero que no nos hace las cosas fáciles”, reconoce Alberto Arizu, quien esta semana anunció la asociación de Luigi Bosca, la empresa que su bisabuelo fundó, con el fondo L Catterton.

Con un consumo per cápita de vino en franca caída desde hace décadas (ya se calcula que perforó el piso de los 19 litros), la salida exportadora ha sido una buena opción para mantener el negocio.

José Zuccardi recordó que entre 2002 y 2010 el vino argentino tuvo un crecimiento significativo en el mercado externo. “Durante esos años pudimos crecer mucho, pero el escenario cambió entre 2011 y 2017 por la pérdida de competitividad generada por el tipo de cambio y la inflación”, indicó.

“En ese período de baja competitividad, con mucho esfuerzo logramos mantener nuestras exportaciones estables. Ahora la economía ha vuelto a dar un giro y hay nuevos oportunidades de crecimiento”, remarcó el dueño de la bodega Familia Zuccardi.

Para Susana Balbo, que entró al negocio en 1999, la clave es la planificación: “Para mantenerse en el tiempo hay que tener un plan de negocios a prueba de crisis, en nuestro caso ha sido apostar a la exportación en muy alto porcentaje, más del 90%, y productos de muy alta calidad”.

Bodega Bianchi es una histórica bodega familiar y para ellos el esfuerzo y la austeridad permitieron la supervivencia a lo largo de los años: “La familia logró aprovechar una etapa de acumulación de capital importante que les permitió afianzar la bodega sin gran retiro de utilidades”, contó a Los Andes Armando Morón, presidente del directorio.

“En los momentos de ampliación, trabajamos con financiamiento bancario. Estamos siempre lanzando nuevos productos, con una buena estructura comercial y un buen flujo de fondos”, agregó.

¿Qué resta? Eduardo Sancho, presidente de Fecovita -que nuclea a 5.000 productores- explicó que el panorama del sector exportador difiere mucho según el producto: “Pese a la mejora del tipo de cambio, el escenario para el vino fraccionado es complicado.

Perdimos muchos mercados desde 2015 por la pérdida de competitividad y para recuperarlos hay que reconstruir una marca”.

“La mejora va a ser lenta. Es muy difícil, y más cuando se compite con países como Chile, que tiene acuerdos de libre comercio en la mayoría de nuestros mercados, mientras nosotros debemos pagar aranceles”, cerró.

Zuccardi. En el Valle de Uco, propiedad de la familia que también maneja Santa Julia.

Claves

465 bodegas exportadoras hay en el país.

U$S 558.600.000 es la media de exportaciones los últimos 7 años de las 20 principales bodegas.

72,5% del valor exportado representan las primeras 20 bodegas.

90% del valor exportado representan las 60 primeras bodegas y son el 12,9% de la cantidad de bodegas.

Quién es quién en el ranking exportador

Las 20 primeras exportadoras de vino fraccionado (2012- 2018, fuente INV)

Exportaciones de vino fraccionado, 20 primeras, de un promedio de 7 años (2012- 2018, fuente INV)

Grupo Peñaflor: Tiene ventas anuales por 511 millones de dólares. Comprende las bodegas Finca Las Moras, Trapiche, Mascota Vineyards, Navarro Correas. El Esteco, Suter, Santa Ana, San Telmo y La Rosa. A partir de 2010 la familia Bemberg adquirió la totalidad del paquete accionario del Grupo Peñaflor, quienes antes fueron dueños de la cervecería Quilmes.

Bodegas Esmeralda: forma parte del conjunto de empresas vitivinícolas que son propiedad del reconocido bodeguero mendocino Nicolás Catena Zapata, quien además tiene el manejo de las bodegas Catena Zapata, Escorihuela y Rutini, entre otras.

La Agrícola: Fue fundada 1963 por el Ing. Alberto Zuccardi quién comenzó a plantar viñedos en Maipú. Actualmente está al mando del mendocino José Alberto Zuccardi, que junto con sus tres hijos (Sebastian, Julia y Miguel) manejan dos bodegas: Santa Julia y Zuccardi Valle de Uco y una olivícola.

Trivento Bodegas y Viñedos: Forma parte del Grupo Concha y Toro, uno de los más grandes conglomerados vitivinícolas del mundo que tiene su base en Chile. Se instaló en la Argentina en 1996 con la compra del primer establecimiento y actualmente produce y comercializa bajo las marcas Trivento,  Tocornal, Tribu, Reserva, Golden y Eolo, entre otras.

Bodegas Chandon: Forma parte del grupo internacional, Louis Vuitton Moët Hennessy (LVMH), que en Argentina tiene las bodegas: Chandon, Terrazas de los Andes y Cheval Blanc.

Bodega Norton: Desde 1989, cuando el empresario austriaco Gernot Langes-Swarovski, dueño del imperio del cristal, decidió invertir personalmente en nuestro país, forma parte de la inversiones del reconocido empresario. Desde hace varias décadas es llevada adelante por Michael Halstrick, miembro de la familia Swarovski.

Bodegas Salentein: Fundada en los años 90 por el holandés Mijndert Pon – quien falleció en 2014- en Tupungato. Mijndert Pont también construyó el Museo Killka, un espacio donde se exponen cuadros creados por artistas internacionales y nacionales reconocidos y fue pionero del enoturismo al inaugurar en 2001 Posada Salentein.

Viña Doña Paula: Forma parte del grupo Viña Santa Rita, fundada en 1880, en Chile. En 1997 el grupo decidió invertir en el exterior y formaron Viña Doña Paula en Argentina, negocio que en aquel momento también incluyó la adquisición de dos predios, uno en Ugarteche y otro en Tupungato.

Finca Flichman: forma parte del grupo portugués Sogrape, el cual maneja internacionalmente marcas como Offley, Quinta Dos Carvalhais, Morgadio da Torre, entre otros.

Leoncio Arizu: Esta semana anunció como socio estratégico al Fondo de inversión L Catterton, que en Argentina tiene el mando de las marcas, Caro Cuore, Rapsodia y Baby Cottons. La bodega sigue en manos de la familia fundadora, los Arizu, quienes son mendocinos.

Pernod Ricard: El Grupo francés Pernod Ricard nació en 1975 con la fusión de las principales empresas del sector de bebidas alcohólicas de Francia: Pernod Frères de París, fundada a principios del siglo XIX, y Société Ricard de Marselha. En Argentina tiene el manejo de las bodegas: Colon, Etchart, Graffignia, Santa Silvia, a lo que se suma un reconocido paquete de espirituosas como: Chivas, Ballantines, Beefeater, Havanna, Absolut, entre otras.

Molinos Río de la Plata: se trata del gigante de consumo masivo manejado por Perez Companc que en el negocio del vino tiene a Nieto Senetiner, el 50% de Viña Cobos y Ruca Malén, estas dos últimas fueron adquiridas en el año 2016.
Bodega Argento: Es propiedad de Alejando Bulgheroni, una de las fortunas más grandes de Argentina, quien maneja la empresa de energía Pan American Energy. Argento fue creada en 1999 por Bodegas Esmeralda, del empresario Nicolás Catena Zapata. En 2012 se vendió a Bulgheroni.

Valentín Bianchi: Fue fundada en 1928 en San Rafael. En actualidad sigue en manos de la familia fundadora de la bodega. Es una de las pocas que ha logrado este hito.

Dominio del Plata: En 1999, Susana Balbo, después de una vasta trayectoria en el mundo del vino puso en marcha su bodega: Susana Balbo Wines, en Luján de Cuyo. En la actualidad, la bodega es administrada de la mano de los hijos de la bodeguera –José y Ana-.

Finca La Celia: Si bien data de 1890, cuando Eugenio Bustos comenzó a construir la bodega luego de adquirir tierras en el próspero Valle de Uco. Fue en el año 2000, Viña San Pedro Tarapacá Wine Group, líder en el negocio de bebidas en Chile compró Finca La Celia y le dio el impulso que hoy tiene.

Bodegas y Viñedos Pascual Toso: Históricamente perteneció a la familia mendocina Toso, pero en los 90s fue adquirida por la familia Llorente con base en Buenos Aires que tiene importantes inversiones en la Pampa Húmeda. El grupo tiene como cabeza a Julio Santiago Llorente.

La Riojana Cooperativa Vitivinifrutícola de la  Rioja Ltda.: La Riojana se fundó en Chilecito en 1940 como una ampliación de La Caroyense Cooperativa Vitivinícola de Córdoba y La Rioja Ltda. Nuclea en su seno a 412 productores vitivinícolas y olivícolas (alrededor del 80 % de la totalidad de los pequeños y medianos productores riojanos), y elabora más del 50 % de la producción total de uva de La Rioja.

Fecovita: Se conforma con la adquisición de la unidad de fraccionamiento y comercialización de la ex Bodegas y Viñedos Giol.Tiene 5000 productores asociados por medio de sus 29 cooperativas primarias en todo el territorio de la provincia. Si se tiene en cuenta el volumen comercializado total tanto en mercado interno como se externo, se encuentran entre los 10 grupos vitivinícolas más importantes del mundo.

Kaiken S.A. Aurelio Montes, fundador de la Bodega Montes en Chile, llegó a Mendoza en el año 2000, y en 2001 a instalar su emprendimiento en la provincia, que hoy tiene un gran negocio exportador.

Laboratorios Bagó invertirá u$s 5 millones en su planta de La Rioja

El sistema tradicional de intercambio comercial con China se basa en la importación de productos industriales y la exportación de materias primas por parte de las empresas argentinas. Sin embargo, en el caso de laboratorios Bagó, el modelo funciona a la inversa.

La farmacéutica fundada por Sebastián Bagó en 1934 importa insumos farmacéuticos del país asiático para una droga desarrollada y producida íntegramente en su planta de La Rioja, y exporta el antibiótico para enfermedades respiratorias Trifamox IBL al mercado chino, donde este año se consolidó como líder con el 45% del share.

“Hoy competimos con 17 farmacéuticas chinas, que venden nuestro mismo producto a un costo menor”, contó a El Cronista Rallys Pliauzer, director de Laboratorios Bagó para Asia, Europa y Africa. “Pero esto se debe a un trabajo de más de 15 años en este mercado, al que ingresamos con nuestro producto en 2002 como pioneros, fuimos líderes hasta que se venció la patente, y hoy estamos recuperando nuevamente mercado y pensando en crecer”, destacó.

El Trifamox IBL (Tefumeng, en Chino), fue lanzado por Laboratorios Bagó a fines de la década del 80, tras casi una década de investigación y desarrollo. Se trata de un antibiótico que combina dos drogas existentes: amoxicilina y sulbactam, y se utiliza para el tratamiento de infecciones respiratorias, urinarias, otitis y sinusitis, tanto para uso ambulatorio como hospitalario.

A fines de la década del 90 comenzó a ser exportado a China con una “patente administrativa”, y a partir de entonces fue ganando mercado hasta alcanzar ventas de 4.2 millones de unidades mensuales (como referencia, en el mercado argentino se venden 20 mil unidades por mes).

“La idea es más que duplicar las ventas en China en los próximos cinco años , y llegar a 9.8 millones de unidades para el 2023”, sostuvo Pliauzer. “Para esto deberíamos duplicar la capacidad de producción en la planta de La Rioja, que actualmente trabaja dos turnos y medio con 180 empleados. Hoy dedicamos un turno y medio al mercado chino, y con el otro turno cubrimos el mercado local y el resto de los países a los que exportamos”, graficó el ejecutivo.

La inversión prevista para lograrlo ronda los u$s 5 millones. “Decidimos ingresar al mercado chino hace casi 20 años. Si quisiéramos hacerlo hoy, registrar un producto nuevo en ese mercado llevaría entre u$s 1 y 2 millones, y no menos de cinco años; con lo cual, la coyuntura argentina no nos afecta, porque nuestro producto comenzaría a venderse durante el próximo gobierno”, sentenció.

“La clave para ingresar al mercado chino fue llegar con una innovación que ellos no tenían, y estar preparados para ganar escala. Aún hoy, compitiendo con otras empresas, tenemos mucho por crecer. Todos los años, 50 millones de chinos pasan de la medicina tradicional a la occidental. Nosotros estamos en 395 hospitales, cuando en el país hay más de 10.000”.

El Trifamox IBL, que en Argentina se vende a $ 42 la unidad (algo más de u$s 1), en China se comercializa a u$s 7 la dosis. “Otros competidores locales lo venden a menor precio, pero el hecho de producirlo en La Rioja nos permite asegurar la calidad con la que somos reconocidos en China desde hace 15 años “, sotuvo Pliauzer.

Para el ejecutivo, la reciente devaluación del peso, así como la imposición de retenciones a las exportaciones “no afectarán nuestro negocio ya que es un compromiso de largo plazo. Todo impuesto a las exportaciones nos perjudica, pero no podemos trasladarlo a precios “.

De multilatina a global

La compañía de la familia Bagó comenzó a desarrollar los mercados del Sudeste asiático en 2002: China, Rusia, Ucrania, Karzajstán, Azerbaiján, Azerbaiján y Georgia, entre otros. “Bagó ya se dedicaba a importar materias primas desde Asia, para elaborar fármacos de alto valor y exportarlos, sobre todo a países de la región. Brasil y México nos dieron una escala importante que nos permitiría afrontar mercados como Vietnam, Filipinas y Rusia, todos países con más de 100 millones de habitantes. De allí el próximo paso era China”, comentó Pliauzer, quien encabezó la avanzada sobre el gigante asiático.

Hoy, la firma tiene oficinas en Singapur, filial en Filipinas, Vietnam y Sri Lanka. Y posee una planta de biotecnología en Pakistán, en sociedad con BF Biosciences, para fabricar un producto para hepatitis.

Pero la apuesta externa de Bagó no se agota en el mercado asiático. El grupo planea desembarcar en Africa, con el montaje de una planta en Argelia, que se concretará durante los próximos cinco años.